Marketing de contenido para ecommerce de moda

Tener visibilidad en internet es la batalla que todos luchamos. No es fácil posicionarse en un mercado global y saturado pero siempre podemos encontrar nuestro hueco. Pensemos en positivo. Precisamente el hecho de tener un escaparate al alcance de todos permite tener un público más grande y de mayor calidad. La cuestión es que, al igual que en tiendas físicas, si no llamamos la atención nadie entrará a comprarnos. Nuestro reclamo para captar clientes es el contenido. Con él aportamos un valor añadido a nuestra oferta. Hay muchas marcas que pueden vender productos similares pero lo que hará que nos compren a nosotros será aquello que envuelva a nuestros artículos, nuestra capacidad comunicativa y la relación que entablemos con el consumidor.

¿Cómo creamos contenido de calidad para ser atractivos e indispensables? Aquí te aportamos varios consejos.

Lo más básico y el primer paso a la hora de generar un contenido interesante es su función. ¿Para qué sirve? Su cometido es informar, entretener e inspirar. Todas nuestras ideas a la hora de redactar un post o grabar un video deben cumplir esas reglas. No debemos tomarnos esto a la ligera porque para crear algo que no interesa a nadie es mejor no perder el tiempo. Pedir opinión a otros es la manera más eficaz de comprobar si lo que estás haciendo aporta algo aunque uno mismo también puede ser juez de su propio trabajo. Mientras más originales y sorprendentes seamos, mejor.

A colación de crear un contenido interesante o de valor es determinante preguntar para quién. Los gustos son muy personales. Para ser eficaces es obligatorio conocer a nuestro público a la perfección. El perfil de los clientes es por lo que nos debemos guiar (si no queremos atraer a usuarios que no tengan intención de compra ni conecten con la marca). ¿Qué lo que quieren? ¿En qué podemos ayudarles? ¿Cómo podemos inspirarles? ¿Qué aspiraciones tienen? ¿Qué buscan encontrar en nuestra marca? Son varias de las preguntas a las que debemos dar respuesta para poder empezar a comunicar. Recordemos que la moda tiene un fuerte componente emocional, ya que la apariencia va ligada estrechamente al estatus y la percepción que se tiene de nosotros. Apelar a los sentimientos es una de las estrategias más exitosas del marketing actual y cobra mayor vigencia en este sector.

De igual manera, cuando nos dirigimos a nuestros clientes debemos darles un trato coherente a su perfil. Comunicar no solo es lo qué decimos sino cómo lo decimos. Si pretendemos convencer a los consumidores habrá que usar un tono de voz acorde a la marca y a la concepción que tienen de ellos mismos y de la relación con nosotros. Por ejemplo, si somos una marca de espíritu rebelde y rompedor que tiene como target a un público joven y transgresor, no podemos utilizar formalismos sino mensajes impactantes, directos y con expresiones de moda.

Otro punto importante, imprescindible en nuestro contenido, son los call to action. Nuestro objetivo es generar tráfico y vender, por lo que estas acciones creativas son complementarias y deben facilitar la consecución de esa meta. Incluir productos recomendados que se relacionen con la temática del post o enlaces a otros artículos similares que también pueden interesar para que los usuarios exploren nuestra web, conecten más con nosotros y tengan más posibilidades de efectuar una compra.

La estrategia a seguir más provechosa es planificar el plan de ventas y el de contenido en conjunto. Ambos se han de nutrir del otro. Las temáticas que tratemos irán conectados con los lanzamientos o campañas. Promociones, temporadas, colecciones cápsula, ventas privadas, nuevas tendencias… En el momento en el que estén disponibles en nuestro ecommerce se publicarán diferentes contenidos que los hagan más atractivos y emplacen los productos en la mente del cliente. De este modo, conseguiremos generar un tráfico que se retroalimente y aumentaremos la conversión.

Por último, una regla que bajo ningún concepto debemos saltarnos. Es necesario ser constantes con nuestro contenido. Publicar cada semana. Renovar información relevante y atractiva. Estar al día en un sector en el que todo sucede muy rápido y tenemos el riesgo de quedarnos obsoletos. Si no actualizamos el contenido de forma constante no lograremos alcanzar nuestro objetivo. Como la vida misma: la perseverancia es la clave del éxito.

No dejemos de crear, seducir y conmover con contenido sorprendente que nos haga marcar la diferencia y conectar con el público. ¿Qué tenemos para aportar?

iTrend