Estrategia digital: ¿están obsoletos los blogs?

La estrategia de comunicación de una marca debe tener varios canales. En los últimos años, las redes sociales han sido las protagonistas. El marketing y la publicidad, así como la comunicación, se han reformulado para encajar en estas plataformas ya que la conexión con el usuario es mayor y más directa. La prescripción se encuentra en Instagram o Youtube. Pero, ¿qué pasa con el formato que fue precursor de todo lo que se plantea ahora? Los blogs, aunque han perdido el auge que tuvieron en la década anterior, siguen siendo cruciales para nuestro negocio. No debemos descuidar este canal de comunicación ya que puede ser clave para el éxito, por mucho que dudes de él.

¿Cuáles son los beneficios de incluir un blog en tu estrategia digital?

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que el panorama ha cambiado y con él, también la manera en la que estaban concebidos y se desarrollaban los blogs. Su esencia basada en lo personal, escribir posts atractivos y crear comunidad sigue siendo la misma… pero para eso ya está el social media. Por ende, debemos proporcionar un valor añadido a la hora de configurar este espacio. Se debe aportar un contenido inédito que llame a tu público. Si cumplimos esto, nuestro poder de influencia será mucho mayor (por contar con mayor espacio para desarrollar nuestro contenido) y se nos verá como una referencia en el sector.

Lo malo, que el contenido en blogs no se difunde solo y deberemos apoyarnos de una estrategia en redes sociales. Lo bueno, que si contamos con las herramientas adecuadas será muy fácil de gestionar y estaremos nutriendo nuestros perfiles sociales de contenido inédito e interesante. A su vez, si aplicamos buenas estrategias de comunicación en redes sociales atraeremos tráfico al blog y, por ende, a la web. Todo se retroalimenta.

También podemos aplicar en él estrategias de posicionamiento efectivas que nos ayuden a ser visibles en buscadores. Si tu blog es visible, tu web o ecommerce también lo será.

Pero para que la difusión sea posible el usuario es clave, por eso hay que cuidarlo. ¿Cómo? La fidelización del público y de los clientes a través del blog es muy eficaz, tanto por la posibilidad de feedback, creando cercanía y confianza entre la marca y el usuario, como por ser un almacén de información especializada que se va actualizando (las personas pueden acudir aquí y el contenido no se desvanece, al contrario que en redes).

Otro punto de interés, relacionado con lo anterior, es que tú decides qué imagen quieres dar, qué quieres mostrar. Construir una reputación en torno a tu contenido y a la relación con tus seguidores te diferenciará del resto de marcas y te hará estar en el top of mind de tu público objetivo. En definitiva, ser una fuente de referencia a la que acudir. Por eso es vital que seamos coherentes siempre con nuestra idiosincrasia y con el resto de estrategias comunicativas que utilizamos en los diferentes canales.

Y quedan ventajas…

Este formato puede ser muy provechoso para la marca o negocio en lo que al algoritmo se refiere. Sí, el blog aumenta mucho más que la web la visibilidad en buscadores si cumplimos las exigencias de Google. Es decir, potencia el SEO mediante el uso de keywords a lo largo del texto (en su adecuada proporción y siempre de manera natural, sin forzarlas), los plugins de CMS (el software que conjunta un grupo de funciones para administrar tu espacio web) y el html del blog. A esto le ayuda el poder crear contenido actual, especializado y original (muy importante para la posición en los motores de búsqueda).

Por último, aunque estemos en un momento en el que creemos que tener comunidad y visibilidad en redes sociales es vital, que lo es, no te olvides que tu blog es TUYO. Si Mark Zuckerberg decide un día hacer las redes sociales de pago o eliminarlas sin más, perderás todo tu contenido y toda tu comunidad. Sin embargo, todo lo que tengas en tu blog es tuyo, tú lo gestionas y tú lo controlas. ¡No olvides este detalle!

El blog requiere de mucho trabajo para que funcione: frecuencia de actualización, planificación, atención a comentarios, generación de contenido (visual y textual) propio e interesante… Es un esfuerzo extra que merece la pena si se hace de la forma adecuada. No rechaces esta vía de comunicación. Los blogs siguen aquí por algo.

iTrend