Redes sociales: ¿Es el abandono de Lush un precedente?

La firma de cosméticos británica Lush anunció hace unas semanas que cerraría todas sus cuentas de redes sociales en Reino Unido. Visto y no visto, la multinacional ha eliminado su página corporativa en Facebook y sus cuentas en Twitter e Instagram. Un movimiento poco habitual en plena era de las redes sociales que nos lleva a preguntarnos: ¿estaremos presenciando el declive de las mismas? 

Ya hemos hablado en anteriores ocasiones de la importancia que las redes sociales han adquirido ahora que el paradigma de la comunicación ha cambiado. ¿Quién compra a día de hoy el periódico? ¿Quién sigue viendo series y películas en la televisión tradicional? Cuando buscas recomendaciones acerca de un producto, ¿no acudes a internet? Pasamos gran parte de nuestro día a día online y, por ello, estas plataformas digitales han crecido de manera imparable durante los últimos años. Tanto que la tendencia es que si, a día de hoy, no cuentas con presencia en ellas, eres, sea tu objetivo o no, un outsider, ya seas persona física o empresa. 

Y es que, si no tienes presencia en las redes sociales, no existes para gran parte de la población que, a día de hoy, ya lee sus noticias, encuentra inspiración e incluso compra a través de Facebook, Instagram o Pinterest. Y es precisamente por este motivo por el que contar con una estrategia social media es no solo una necesidad, sino una prioridad para todas aquellas empresas que quieran seguir creciendo.

Entonces, ¿por qué ha abandonado Lush sus redes sociales en Reino Unido?

Aunque es cierto que estas plataformas digitales resultan ser grandes impulsoras de las empresas (siempre y cuando sus estrategias estén bien planteadas, claro está), también son en muchas ocasiones el origen de muchos quebraderos de cabeza. Cuándo publicar, qué tipo de contenido poner, en qué plataforma, en qué formato… cada vez son más los factores que influyen en el éxito de una estrategia, pero incluso haciéndolo todo “perfecto”, puede darse el caso en el que tu posicionamiento no sea el deseado debido a los cambios en los algoritmos de estas redes que eligen el orden de aparición de las publicaciones que, como ya sabrás, no es cronológico desde hace ya bastante tiempo.

“Estamos cansados de luchar contra los algoritmos. No estamos dispuestos a continuar pagando para aparecer en los newsfeed de los usuarios” Lush. 

En alguna ocasión hemos participado en conversaciones en las que muchos profesionales del sector coincidíamos en que las redes sociales son muy sacrificadas y que hacer bien el trabajo en las mismas es una tarea que requiere mucho tiempo y dedicación. Una vez entras en la rueda y determinas bien tu diseño y objetivos, necesitas llevarlos a cabo de manera pulcra para que todo encaje y se puedan valorar los resultados. Y no solo es eso, si no poder seguir el ritmo del algoritmo, que es, en la mayoría de las ocasiones, la tarea más complicada de toda la estrategia digital. Y es que uno de los últimos cambios del algoritmo de Instagram y Facebook ha tenido como resultado la priorización del contenido personal por delante del de empresa, haciendo bastante más difícil para éstas poder llegar a los consumidores. ¿La consecuencia? Estas redes han creado la necesidad de tener que invertir en publicidad para no quedar enterrado en la avalancha de contenidos que generan dichas plataformas. Y es, precisamente por este motivo, como bien refleja la cita de más arriba, que Lush ha decido abandonar sus planes social media en Reino Unido. 

Un nuevo plan de comunicación

“No queremos limitarnos a tener conversaciones con los usuarios en un único lugar. Queremos que «lo social» esté en manos de nuestras comunidades, desde nuestros fundadores a nuestros amigos, y no de las empresas y sus algoritmos”, afirma Lush en su comunicado en el que anima a los consumidores a contactar con ellos a través de su página web, por teléfono o por correo electrónico. 

Sin embargo, puede que las acciones de Lush no sean tan reivindicativas como puede parecer a primera vista. Y es que, al no tratarse de una medida global, esta drástica decisión nos hace pensar que quizá, más que un golpe sobre la mesa, esta medida sea una intento de llamada de atención hacia estas plataformas que, es cierto, ponen cada vez más difícil los objetivos de engagement de muchas empresas. Y es que, sinceramente, las redes sociales son a día de hoy demasiado importantes en el sector de la publicidad y la comunicación como para prescindir de ellas. 

Así que no, no parece que estemos presenciando el declive de estas populares herramientas. El movimiento de la multinacional de belleza parece más bien una estrategia de marketing. El tiempo nos lo confirmará pero las redes; por el momento, no parecen correr ningún peligro. 

iTrend