El metaverso: mi avatar consume más lujo que yo

Hace unas semanas que Mark Zuckerberg, creador de Facebook, anunció una nueva estrategia comercial según la cual todas sus redes sociales pasaban a formar parte de lo que él llamó “el metaverso”. Hasta ahí puede parecernos que no hay nada sorprendente. Pero en realidad lo que dijo Zuckerberg va mucho más allá: se trata de un salto en la era de las comunicaciones. De este modo, el universo meta va a ser un espacio en el que las barreras entre lo analógico/físico y las de lo digital/virtual van a estar más difuminadas que nunca. Entonces, ¿qué va a suponer este gran cambio para la industria de la moda?

¿Qué es (y qué entraña) exactamente el metaverso?

El universo meta ha sido definido por expertos tecnológicos como el nuevo Internet. De manera básica, se caracteriza por:

  • Ser un espacio virtual inmersivo
  • Ser un lugar en el que conviven tanto las redes sociales, diversos videojuegos online así como aplicaciones varias
  • Poder comprar artículos con monedas virtuales
  • Navegar por él con un avatar

En definitiva, lo más importante es que se van a poder realizar las mismas operaciones que en la vida real, física.

Como es natural, a raíz de la publicación de la noticia han corrido ríos de tinta, ya que muchos expertos quieren comentar y vaticinar qué va a provocar esto en distintas áreas. Este es el caso de multitud de psicólogos, que han señalado que el metaverso puede ser perjudicial para nuestra salud mental. Teniendo en cuenta que las redes sociales actualmente constituyen parte de los problemas por los que algunas personas acuden a terapia, no hace falta ni imaginarse qué efecto puede tener sobre nosotros la integración del mundo virtual con el físico.

¿Qué significa el universo meta para la moda?

Las perspectivas que se deparan para la industria de la moda son, a priori, brillantes. Y no solo nos referimos a los gigantes del sector, que por supuesto se están dando mucha prisa en subirse al carro del metaverso cuanto antes. Al contrario, todo apunta a que los grandes protagonistas de la industria de la moda en esta nueva era van a ser los pequeños emprendedores digitales.

Como bien comentan en el canal de YouTube Bloomberg Quicktake las cofundadoras de The Dematerialised, una start-up berlinesa de moda virtual, esta es una oportunidad importante para repartir el poder en la industria. Esto quiere decir, según matiza una de las empresarias, que un joven de 15 años desde su casa y simplemente equipado con su ordenador, podrá generar beneficios a partir de su ropa y accesorios en el universo meta. Estos beneficios pueden llegar a ser enormes.

De hecho, no hay más que tomar el ejemplo del estudio de diseño RTFKT. Recientemente, esta firma colaboró con un artista digital adolescente, Fewocious, y logró generar más de tres millones de dólares en menos de cinco minutos. Y todo gracias al lanzamiento de unas zapatillas digitales. Benoit Pagotto, de RTFKT, también menciona que han sido contactados por diversas grandes firmas del sector, pero no cree que éstas logren comprender la situación, al menos de momento.

El asunto se reduce a tres puntos, en los que queremos hacer hincapié:

  1. Las ganancias en la moda se van a descentralizar. O lo que es lo mismo, alguien particular puede generar ingresos tan altos como cualquier otra marca célebre, por lo que va a existir una competencia entre empresas bien establecidas y emprendedores nativos digitales.
  2. Auge de la artesanía, pero no como la conocemos. Ahora es el turno de la artesanía referida al diseño digital.
  3. Se va a llevar a cabo una desmaterialización de los productos del sector. Esto es, prendas que no existen, pero por las que muchas personas seguirán pagando.

Con todo esto, ¿podrá el mundo de la moda ponerse a la altura de estas personas? ¿Lograrán entender de verdad la desmaterialización de la ropa las casas históricas? Y más importante aún: en un mundo en el que nos va comiendo cada vez más terreno la realidad virtual, ¿conseguirá integrarse bien la moda tradicional, que es algo tan tangible y (la mayoría de las veces) utilitario? Solo el tiempo dirá, pero lo que es manifiesto es que el futuro llega ya, ¿te sumas?

iTrend