Descripciones de producto: nuevas tecnologías, nuevos retos

Las imágenes son siempre el primer elemento que capta la atención de los consumidores. Un vestido, una blusa, unos pantalones… las fotografías de producto son la primera información que los consumidores reciben acerca del diseño pero, ¿es acaso la más importante? ¿Qué pasa con los tejidos, el fit o el resto de características que, quizá, no se observen a simple vista? ¿Cómo encontramos dichas prendas? Las descripciones de producto son nuestro héroe anónimo.

Tiendas físicas VS e-commerce

Las descripciones de producto son un elemento fundamental para los ecommerce pues, como bien comentábamos justo arriba, son la información complementaria que todo consumidor necesita a la hora de comprar por internet. En una tienda, el consumidor puede ver, tocar, sentir, probarse… tener todo tipo de experiencias físicas que le ayudarán a tomar la decisión de si finalmente quiere o no ese diseño. Sin embargo, cuando hablamos de compras por internet, todos esos factores desaparecen y deben ser reemplazados por información objetiva que, en la mayoría de los casos, proviene directamente del proveedor. 

La composición sustituye al tacto y la descripción permite conocer los detalles y el fit. Así, nuestro futuro consumidor se hará una idea de cómo le quedará la prenda, sin recurrir al probador.

Descripciones de producto: algo más que información

Por ello, no hay que infravalorar el contenido textual de una web, pues no solo sirve para informar, sino también para fidelizar a un usuario, como ya hemos visto en otros artículos de este blog, para quien cada vez es más importante no solo el producto, sino el contexto que lo rodea.

Además, las descripciones de producto no solo sirven para informar al usuario, función ya de por sí muy importante, sino que también ayudan a construir el SEO, factor esencial para posicionar tus productos por delante de los de la competencia. ¿Buscando un vestido de cóctel para una boda de día? Aquella firma que tenga mejor posicionados términos como ‘vestido midi’, ‘vestido invitada’ o ‘vestido cóctel’ es más probable que se lleve el gato al agua.

Nuevas tecnologías, nuevas descripciones de producto

Además, también hay que tener en cuenta que las tecnologías evolucionan prácticamente cada día y que las nuevas invenciones de sistemas como, por ejemplo, los asistentes domésticos, que utilizan la comunicación oral para realizar sus funciones, dan lugar a nuevos parámetros que influyen en la creación de contenido. ¿Cómo? Los estudios demuestran que los usuarios no utilizan el mismo lenguaje para realizar sus búsquedas manuales que para sus búsquedas a través de dispositivos por voz. Las herramientas que se utilizan son las mismas: un dispositivo con acceso a internet y un buscador. Sin embargo, los usuarios no redactan de igual forma cuando escriben que cuando hablan, motivo por el cual tampoco puede ser igual el SEO ni las descripciones de producto. 

Las búsquedas escritas suelen caracterizarse por la falta de conjunciones: ‘vestido manga larga encaje cintura’, mientras que toda comunicación oral es mucho más natural: ‘vestido de manga larga con detalle de encaje en la cintura’. 

Diferencias mínimas, en cuanto a redacción, pero que suponen un cambio en el posicionamiento SEO que puede llegar a marcar la diferencia. Por ello, es importante empezar a plantearse si nuestro SEO y, por tanto, nuestras descripciones de producto, deben empezar a tener en cuenta estos nuevos formatos de búsqueda. 

iTrend