Cinco tendencias que transformarán el marketing en 2018

El 2017 ya toca a su fin y en iTrend ya tenemos puesta la vista en que nos depararán los 365 días del 2018. Si a ti también te inquieta saber como se desarrollará el futuro del marketing, esto es lo que debes saber:

1. El futuro del marketing está en los contextos. 

Parece mentira que una compañía que ha gastado menos de un 10% en publicidad de lo que gasta su competidor más directo triplique en ventas a éste mismo. Parece mentira, pero no lo es. La firma de automoción Mercedes Benz gasta cada año grandes cantidades de dinero en campañas de publicidad; sin embargo, la empresa Tesla, que apenas invierte en este ámbito, le ha ganado la partida a la multinacional alemana. ¿Cómo lo ha hecho? Gracias al contexto. Mientras que Mercedes le decía al mundo que debía comprar sus coches, Tesla inició una conversación sobre la decadencia de los combustibles fósiles que captó la atención de los consumidores por ser importante en el contexto de las vidas de éstos, lo que le permitió a la marca diferenciarse de sus competidores e incrementar sus ventas sin necesidad de publicitarse. Y es que la publicidad, diseñada para distraer al consumidor de su día a día, pierde la batalla ante el contexto, que busca coincidir con los intereses diarios del consumidor. 

Un muy buen ejemplo de esta tendencia la podemos encontrar en Facebook. Cada vez que un usuario entra en esta red social miles de anuncios le están esperando; sin embargo, los algoritmos calculan qué publicidad puede resultarle más interesante en función de sus gustos y sólo le muestran aquellos que resultan más interesantes en el contexto del usuario.

La contextualización de los productos es, entonces, una parte esencial del futuro del marketing;  así lo demandan los consumidores. Además, está demostrado que es una forma mucho más eficaz de llegar hasta ellos y así lo permiten las nuevas formas de comunicación.

2. Propósito: el corazón del marketing futuro

El 79% de los consumidores prefiere comprar en aquellas empresas que operan con un propósito social; prefieren apoyar a firmas que dedican parte de sus ganancias a mejorar el mundo. Atrás queda el marketing tradicional que habla de productos y servicios; el futuro se encuentra en -como ya hemos dicho- ofrecerle al cliente aquello que coincide con su contexto personal, ese algo más que conecta a la firma con el consumidor para crear una visión más compleja de las empresas donde puedan ver reflejadas sus inquietudes.

La empresa Cotopaxi es un ejemplo perfecto de la relación desarrollada con sus clientes basada en el propósito social en el que ambos están interesados.Ellos utilizan sus plataformas de comunicación para hablar de la necesidad de mejorar la educación, la calidad de vida y su comunidad y sus diseños benéficos son grandes best sellers dentro de la marca, llegando a vender 900.000 dólares en menos de treinta días.

3. Publicidad participativa

Vivimos en la era de la información, no es ninguna sorpresa; sin embargo, hay que tener en cuenta lo que esto significa, pues no es sólo que los usuarios tienen hoy en día acceso a cantidades ingentes de información; significa que, cada vez más, son ellos mismos lo que crean la información. Las redes sociales han dado la vuelta a la noción que teníamos sobre las relaciones públicas, sobre la publicidad, sobre la propaganda y, cada vez más, las relaciones colectivas, el compromiso colectivo, van a superar a la mera publicidad.

El poder de dicha participación la podemos ver con el siguiente ejemplo: Justo después de las últimas elecciones presidenciales de Estados Unidos -en 2016- si buscabas en Google “Election results” el primer resultado que aparecía era una noticia que decía que Donald Trump había ganado las elecciones gracias al voto popular. Esa noticia era falsa; sin embargo, la acción de los usuarios de compartir, comentar y demás acciones, había provocado que las noticias reales de la CNN, por ejemplo, quedasen relegadas por las más de 450.000 veces que se había publicado el contenido falso. Con este ejemplo queda claro el poder que tienen hoy en día los usuarios en las redes sociales; queda claro que la participación colectiva va a ser el factor clave a tener en cuenta a la hora de establecer políticas de relaciones públicas, por lo que el análisis de las audiencias para dividirlas en segmentos para saber a quién nos estamos dirigiendo va a seguir siendo un factor fundamental para cualquier empresa. Las interacciones de los usuarios son entonces primordiales para cualquier contenido en la era de la comunicación.

4. La automatización del marketing va a ser aún mayor

En la actualidad, el uso de herramientas que nos ayudan a crear un contenido coherente y una mejor experiencia para el consumidor está a la orden del día. La automatización lleva un tiempo existiendo; sin embargo, estamos a punto de enfrentarnos a lo que se empieza a conocer como automatización 2.0, debido a la aparición de nuevos canales, más número de datos que analizar y un mayor número de aplicaciones. La automatización del futuro va a ser transversal en todos los canales que contextualizan nuestra vida. Al email o a nuestra página web se le van a añadir cualquier otro canal con el que trabaje la empresa para mejorar la experiencia de sus consumidores en cualquiera de sus plataformas. El 85% de los grandes equipos de marketing que ya han puesto en marcha esta nueva forma de automatización califican los resultados obtenidos como efectivos o muy efectivos a la hora de ayudar a la empresa a crear un viaje coherente a través de todos sus contenidos para sus clientes.

El futuro de la automatización del marketing se encuentra en una red hiperconectada de aplicaciones, datos y herramientas que amplían la idea de automatización con la que ha trabajado el sector durante los últimos años.

5. El futuro incluye chatbots

Con el surgimiento de nuevos canales de comunicación, cada vez resulta más complicado poder atender todos ellos. Por ello, y con el crecimiento de la automatización, surgieron los chatbots, una herramienta imprescindible para muchas empresas y que los consumidores tienen en muy alta estima. De hecho, el 85% de los consumidores prefieren relacionarse mediante aplicaciones de mensajería instantánea, pues el poder acceder a información rápidamente y relacionarse bajo sus propias condiciones son dos factores que marcan la diferencia para los consumidores. Para los clientes, estos chatbots son la forma más eficiente de resolver cualquiera de sus problemas.

Los chatbots suponen, entonces, una mejor experiencia de compra para los usuarios y son también una herramienta más de análisis de datos para las empresas al poder combinar datos de distintas fuentes, analizarlos y mandarlos de vuelta a cualquier otro canal de la empresa.  Además, al estar conectados al resto de canales, pueden generar contenido nativo para cada una de ellas, pudiendo llegar a romper barreras que otros métodos de comunicación no pueden romper.

En definitiva, el futuro del marketing -al menos durante el próximo año- va a estar centrado en contexto. Un contexto que va a necesitar de herramientas que permitan adaptar los contenidos a cada cliente y a cada medio de comunicación.

iTrend