Storytelling para contar historias atractivas a tu público

En general, todos tenemos historias que contar, desde que el hombre empezó a hablar, se cuentan historias. ¿Y qué esperamos cuando contamos una historia? ¿por qué contamos una historia?

Primero contamos una historia personal con el fin de atraer la atención de nuestro oyente, alguna anécdota o algún argumento a favor o en contra de algo con el fin de convencerle. Si no, contamos historias que nos han contado porque nos ha despertado algún tipo de interés y queremos compartirlo con el que está en frente. Como empresa o marca tenemos que conseguir contar historias a nuestros clientes para atraer su atención, para conseguir que se interesen por nuestra marca. Y lo que debemos contarles es aquello que queremos que recuerden de nosotros y lo que luego ‘vayan contando’ de nosotros, por eso es importante crear una buena historia, que incluya los mensajes adecuados para que lo que se perciba sea aquello que nosotros queremos transmitir.

Storytelling: el arte de contar una historia. Como aprovechar una atmósfera idónea para contar un relato que te ayude a conectar emocionalmente con tus usuarios.

¿Cuáles son las ventajas del storytelling para el negocio?

#1. Generan mayor conexión:

Con el storytelling podemos crear una conexión emocional con el cliente potencial. Conectar de esta forma con el público, apelando a su lado emocional hace a la empresa más humana y cercana.

#2. Crean confianza:

Al contar una historia no solamente contamos una realidad de forma distinta, sino que permite mostrar aspectos distintos, desde otro punto de vista y de forma más natural que generarán confianza en nuestro público objetivo. Una historia hace que lo complejo sea mucho más simple.

#3. Se recuerdan fácilmente:

Una historia como tal se recuerda de forma más fácil que si escribiéramos unos puntos o pautas sin más. Además, cuando escuchamos una historia es fácil que se la contemos a los demás, por lo que aumenta la viralidad y la historia se convierte para el público objetivo en algo cotidiano, donde te tiene presente.

¿Qué elementos debe incluir el storytelling?

#1. Los valores que tiene tu marca

#2. Un lenguaje que emocione

#3. Los aspectos que te hacen diferente frente a otras empresas

Los clientes compran sensaciones, no productos. Hay muchas marcas, muchas empresas, muchas ideas…hay que saber diferenciarse llegando al cliente con una historia con gancho.

Y es que si nos cuentan una buena historia:

  • Prestamos más atención con menor esfuerzo
  • Somos más receptivos a puntos de vista distintos a los nuestros
  • Nos sentimos más motivados y somos más proclives a la acción
  • Retenemos mejor el mensaje, ya que su contenido, al despertar emociones, tiene un impacto mayor y más duradero en nuestro cerebro.

iTrend