La evolución del Fashion Film en 2021

La pandemia y las limitaciones sanitarias han provocado que muchas marcas no puedan enseñar de primera mano todas sus colecciones. La cancelación de desfiles y las limitaciones de aforo han transformado la manera en la que las marcas se muestran al mundo. Sin embargo, este no es en absoluto el fin; si hay un sector que se caracteriza por reinventarse constantemente, es el sector de la moda. El fashion film se configura como la alternativa perfecta para mostrar las colecciones al público.

El formato audiovisual siempre ha sido el templo de las grandes historias. La imagen, la música y la narrativa se dan la mano, ahora más que nunca, para hacernos vibrar de nuevo dentro de un panorama todavía aséptico y falto de interacción.

Por ello, en este último año la creatividad se ha desatado a favor de los Fashion Film para cubrir el espacio arrebatado a los grandes desfiles.

Nuevas propuestas creativas

Las grandes marcas de moda han decidido apostar fuertemente por el formato cinematográfico para calmar la sed de un público acostumbrado al gran espectáculo. Ya no hablamos de clásicos formatos como el spot publicitario. Las marcas de moda comienzan a irrumpir a lo grande en la pantalla.

Este es el caso de Gucci, que ha elaborado toda una miniserie estructurada en siete preciosos capítulos, donde deslumbran todas las prendas de la colección. Una obra dirigida por Gus Van Sant, acompañado del director creativo de la firma, Alessandro Michelle.

Gracias a estas piezas, las marcas ya no solo se limitan a enseñar sus creaciones, sino que, además, gracias a la magia del cine, logran transmitir mucho más allá. Valores y un estilo de vida que, a través de la estética, se relacionan directamente con el imaginario que envuelve la marca.

Otro ejemplo lo encontramos en la web de Bimba&Lola con Najwa Nimri como protagonista, una historia dirigida por Virgili Jubero, donde Nawja se convierte en una responsable de atención al cliente muy especial:

No podemos pasar por alto a Louis Vuitton y su última obra en moda de caballero, Men’s Fall-Winter 2021, donde nos enseña unas propuestas muy interesantes cargadas de glamour.

Si nos paramos a analizar cada uno de los ejemplos podemos ver que la marca y sus productos son accesorios de una historia que va más allá de lo comercial. Lo más importante es comunicar cómo nos hace sentir y de qué forma conecta con el público, ya sea a través de historias reales o de pura fantasía.

iTrend