La importancia del texto cuando las redes son visuales

Para los que nos dedicamos a escribir, leer que Instagram es una red social puramente visual y que la gente le da únicamente prioridad a la imagen por encima del texto es como una punzadita en el corazón. Y es que aunque esta red social fue concebida para un consumo meramente visual, hay quienes seguimos creyendo que el contenido textual puede ser igual de relevante, ¿crees que estamos en lo cierto?

La gente del mundo de la comunicación digital tenemos un ‘enemigo’ común: el algoritmo de Instagram. Ese ente que nunca se está quieto y que nos da tantos quebraderos de cabeza, es como una especie de Dios al que siempre tenemos que contentar si queremos tener presencia de calidad en su red. Una vez tenemos las claves de su funcionamiento más o menos comprendidas, saca una nueva alternativa y hay que estar modificando la estrategia. En realidad, deberíamos darle las gracias porque es una herramienta con la que nunca dejamos de aprender (pero danos algo de tregua, por favor xD)

Desde sus inicios, Instagram dejó el contenido textual como un complemento a la imagen, que cada vez es más cuidada y elaborada y que intenta transmitir todos los mensajes a través de la misma. ¡Hasta el texto se hizo imagen con la llegada de los emojis y los stickers! y es que parece que cada vez nos está costando más escribir y leer.

Si embargo, y aquí vienen las buenas noticias -casi-, parece que la búsqueda de ideas creativas para las ‘captions’ de las fotos de Instagram es un interés que no para de crecer. Aunque puede ser que esto se refiera en principio a los perfiles personales que necesitan encontrar una frase inspiracional a lo Paulo Coelho (siempre para impresionar a su propia audiencia) y los perfiles profesionales, sobre todo, los que están bajo el paraguas de una marca, tienen que cumplir unas características mínimas para que el usuario preste atención a sus palabras:

  • Textos concisos: el consumo de Instagram es rápido y si no consigues captar a tu audiencia, quizás debas ser más breve y directo. Hay perfiles que triunfan con largos textos, lo que hoy en día se conoce como micro-instablogging, pero hay otros perfiles que con un emoji ya lo han dicho todo. En el punto medio está la virtud y en este caso, las marcas deberían intentar encontrar la longitud adecuada para los textos de Instagram que, aunque se las webs se llenen de artículos con esta premisa, no es algo universal, si no aplicable a cada perfil y su correspondiente audiencia.
  • Tiempo de interacción: por otro lado, y a día de hoy, el algoritmo posiciona mejor aquellos posts en los que el usuario pasa más tiempo, por tanto es interesante engancharle con el texto para que permanezca e interactúe con nuestra publicación. Un truco para esto es terminar el post con una pregunta que incite a la interacción del usuario, o empezar con esa pregunta y continuar con texto, así tendrá que leerlo todo para luego responder. No hay una fórmula mágica, cada perfil debe ir probando.

Los textos serán relevantes en la medida que aporten valor

Y es que aunque no haya una conclusión general, la realidad es que si el texto es interesante, será relevante y si aporta valor al usuario, le prestará atención. No podemos tomar como referencia a los infuencers que con un simple emoji, o incluso sin palabras, consiguen altísima interacción. Nosotras hemos sacado nuestra propia conclusión y la resumimos en estos 3 tips:

  1. No escribas por escribir: los textos de relleno no sirven de nada, todo lo contrario. Conseguirás que no haya interacción y que el usuario deje de alcanzarte y por tanto, perderás relevancia para el algoritmo y tu trabajo desaparecerá. Intenta ofrecer información relevante, que tenga relación con tu perfil y lo que ofreces y ser conciso.
  2. Prueba a incluir texto en las imágenes: si estamos hablando de una red visual, que consume imágenes y de manera rápida, inserta texto en tus publicaciones del feed y en stories y así conseguirás que te lean más.
  3. Aprende de tu audiencia: estúdiala bien, conócela bien, aprende de sus gustos y de su interacción y combínalo con las novedades del algoritmo, así como de una enorme y activa creatividad para alcanzar tus objetivos. 

iTrend