Cómo está actuando el mundo de la moda con la crisis del coronavirus

Todo el mundo está sufriendo la tragedia del Covid-19. La población global está dando ejemplo de solidaridad y empatía ante tal nefasta situación. Lo primero es la salud y nuestros mejores deseos están con los contagiados por el virus, así como con todos los trabajadores que desfallecen intentando erradicar la pandemia. Pero, este hecho está desatando daños colaterales que repercutirán en la economía sumiéndonos en el mayor desequilibrio de las últimas décadas. Las empresas están experimentando un receso caótico y lo peor parece que está por venir. La industria de la moda no es menos y de momento podemos ver los movimientos que está tomando para combatir este estado de alarma.

Consecuencias y medidas contra el coronavirus en el sector de la moda:

Tiendas de moda, talleres, centros de fabricación, showrooms, agencias de comunicación…todo ha cerrado sus puertas con el objetivo de frenar esta crisis sanitaria. También han sido canceladas las semanas de la moda a nivel mundial por la necesidad de asegurar el bienestar de los equipos y de los asistentes a los desfiles. Aunque, este parón total tiene sus consecuencias. Como emitió la firma británica Burberry en un comunicado, se prevé que las ventas caigan en un 70 u 80 por ciento (en el caso de las firmas de lujo, ya que la experiencia de compra que proporcionan no es equiparable a la adquisición de productos online). Con el fin de mitigar los daños y proteger la situación financiera de estas casas de moda, ya se están tomando las acciones necesarias para reducir costes, que significan la reestructuración total del plan de estas empresas.

Las cadenas de fast-fashion, como Inditex, Mango o Tendam también lo están notando. Por ello, estos negocios textiles han renovado sus estrategias productivas (por el cese temporal de la industria china) así como han tomado alternativas en los procesos venta, distribución y comunicación a través de internet.

Las empresas son conscientes que la medida más primordial para detener la crisis es preservar la estabilidad. La mayoría de los gigantes de la moda han priorizado la necesidad de garantizar los puestos de trabajo de todos sus empleados y el mantenimiento de sus sueldos. Estos activos son vitales para que se frene una cadena de catastróficas desdichas y se pueda salir a flote con su desempeño. La labor humana es imprescindible.

Solidaridad en tiempos del Covid-19:

Pero, también hay luz entre las sombras. Ante la catástrofe del coronavirus, los corazones se han hecho más grandes y todas las personas se han unido para paliar está situación, de una forma u otra. El sector textil ha querido aportar su granito de arena sin pensar en las sinergias capitalistas, en pos del bienestar de todos los ciudadanos.

Las donaciones económicas no han cesado desde que la pandemia llegó a Europa. Marco Bizzarri, presidente de la casa Gucci, aportó a título personal 100.000 euros a la sanidad para combatir la enfermedad; así como Kering (conglomerado de firmas de lujo al que pertenece la marca italiana) aunó esfuerzos entre todas sus empresas para entregar 2 millones de euros a organizaciones médicas. El diseñador Giorgio Armani, por su parte, donó 1,25 millones de euros a las entidades sanitarias. El grupo LVMH también ha hecho sus aportaciones a la causa, entre otros muchos.

A nivel nacional, Inditex ha puesto su capacidad logística al servicio del gobierno español para el aprovisionamiento de material sanitario y textil, del mismo modo que ha hecho la confederación ModaEspaña, poniendo a las órdenes del Ministerio de Sanidad a sus 300 empresas. Mango donó 2 millones de mascarillas ha centros hospitalarios. El Corte Inglés ha provisto a los mismos de ropa de cama. Los grupos Clarins y Puig fabrican soluciones hidroalcohólicas como desinfectantes. Y, la iniciativa más innovadora ha sido la campaña #LoveConquersAll que ha puesto en marcha Pronovias, mediante la que regalará vestidos nupciales a las futuras novias que estén trabajando en el sector hospitalario.

Las firmas de moda no solo ayudan a los más necesitados. A través de las redes sociales, las empresas están llevando a cabo multitud de actividades para mantenernos a todos entretenidos y divertirnos, haciendo más llevadera esta cuarentena.

¡Damos gracias a la moda por estar siempre ahí!

iTrend