Cómo desbloquear la mente de forma rápida

Los que trabajamos prácticamente todo el día pegados al ordenador sabemos lo importante que es tener la capacidad de despejar la mente de vez en cuando. Además, si tu trabajo es creativo desbloquear la mente será la clave para poder seguir creando.

Una de las cosas más importantes a la hora de trabajar es que tu lugar de trabajo haga que te sientas cómodo. Tener un escritorio con tu planta favorita, un Mood Board en la pared de enfrente que te inspire o esa bebida que tanto te gusta al lado del ordenador hará que tu creatividad fluya más natural que nunca. Pero, y cuando se bloquea la mente, ¿cómo hacemos para desbloquearla de forma rápida?

Trucos para desbloquear la mente de forma rápida

Si lo que te pasa es que te has aburrido de estar siempre en el mismo sitio, será tan fácil como cambiar de espacio de trabajo. Muchas veces la mente se bloquea por el simple hecho de estar siempre trabajando entre las mismas cuatro paredes. Piensa que para descansar y que fluyan nuevas ideas necesitas ver cosas nuevas, hablar con gente nueva, etc. Vete a una cafetería, a una biblioteca, a un museo o simplemente cambia de habitación. Resetearás la mente en un abrir y cerrar de ojos.

Pero, si esta opción es algo complicada en este momento, muchas veces es tan simple como cambiar de tarea o ponerte a leer algo totalmente distinto al tema que te está ocupando. De esta forma no harás más que obligar a que tu mente descanse, las ideas estarán en reposo por unos instantes y eso hará que rindas mucho más cuando decidas volver al ataque.

Si al principio os hablábamos de la importancia de un buen y armónico lugar de trabajo, no nos podemos olvidar de una buena playlist. Solo por el hecho de encontrar una lista de música inspiradora notarás que el entorno entero se hace mucho más ameno y que tu mente toma otra actitud con respecto a las tareas que tienes que hacer en ese momento.

Una de las cosas que estimulará mucho tu mente también es el azúcar, ¡eso sí, sin pasarte! Regálate un helado de esos que tanto te gustan, un café con hielo de los que te hacen la boca agua o cualquier snack con extra de azúcar que hará que tu mente se active en un momento. Aunque se le suele demonizar, el cerebro necesita glucosa para su correcto funcionamiento. Si sufres de vahídos, despistes o te cuesta concentrarte es posible que debas endulzar un poco la mente.

Y por último, un truco que poca gente hace pero que es una de las cosas que más nos sirve a nosotras en la oficina: piensa en voz alta. Hay ocasiones en las que tu mente necesita que liberar esos pensamientos, ya que si te los quedas para ti parece como que se queden bloqueados, así que ¡suelta a los cuatro vientos esas ideas que tienes dentro y compártelas con el mundo! Ya sabes: “sharing is caring”.

Y tú, ¿tienes algún truco que utilices en tu día a día que no hayamos nombrado?

¡Cuéntanoslo para poder compartirlo!