EL ÉXITO DE LAS VENTAS A TRAVÉS DE REDES SOCIALES

La crisis sanitaria ha desencadenado una crisis en todos los sectores. Todo ello ha supuesto una aceleración digital en el sector de la moda y la necesidad de tener un mayor acercamiento a los consumidores. En general, todas las marcas se han beneficiado, en mayor o menor medida, de las ventajas que ofrecen las redes sociales para incrementar sus ventas. ¿Y esto cómo ha afectado a las ventas a través de las redes sociales?

Hoy en día, la cantidad de publicidad a la que se enfrenta cualquier usuario es exorbitante. A día de hoy, las cifras publicitarias reflejan una normalización de los hábitos sociales post pandemia. Se estima que existen aproximadamente 20 mil millones de dispositivos conectados. 

Los expertos manejan cifras en torno a los 474 millones de usuarios sometidos a un impacto publicitario, un 21 % más que hace dos años. Por ello, cabe preguntarnos por qué la venta a través de redes sociales se ha convertido en un motor comercial imprescindible para la mayoría de las empresas. 

Con la aparición de las nuevas tecnologías, las formas de publicidad han sufrido una transformación. 

El peer-to-peer, o la venta de igual a igual, es la clave del éxito de ventas dentro de las redes sociales. Una publicidad más cercana que parece más una recomendación entre amigas que una relación de vendedor-consumidor es la apuesta de muchas empresas que ha visto reflejada su eficacia en el aumento de sus ventas.  

Cuando hablamos de marcas, hablamos de una serie de elementos intangibles alrededor de la misma, como son las emociones. Al consumidor les afecta la manera en la que las marcas se implican y se relacionan. Los consumidores esperan de las empresas que puedan adaptarse de manera rápida a estas necesidades.

El cliente es el centro de todas las decisiones de la compañía, por ello, las marcas necesitan escuchar, actuar y estar atentos a todo lo que sucede. 

Las marcas han buscado estrategias para acercarse a un consumidor más emocional, que presenta una mayor proximidad y apego por lo local, ya que pone mucho más en valor todo aquello que se fabrica más próximo a él. Además, han tenido en cuenta otros factores como la sostenibilidad o las tendencias del sentimiento de pertenencia a la comunidad. Todo esto se ha convertido en oportunidad para las empresas. 

Los consumidores cambian de canal más que nunca, la experiencia de compra en una tienda física sigue siendo fundamental, sin embargo, es interesante apostar por aquellas opciones que potencian la venta en ambos canales, como son las redes sociales.  El consumidor basa cada vez más sus decisiones en datos y vincula esos datos con estrategias de marketing. 

Un ejemplo de esta transformación podría ser la de El Corte Inglés; que, durante los meses de confinamiento, puso en marcha una app que superó el millón de descargas en apenas seis meses. Algunas de las estrategias que incluyeron en esta aplicación son tecnologías tan avanzadas como buscadores de moda a través de fotos, cuestionarios a través del mail, escaneos de códigos de barras y una forma automática de incorporar todos los descuentos. 

Las marcas establecen una serie de objetivos y trazan una estrategia para alcanzarlos. Además, las redes sociales permiten una mayor interacción con el cliente, lo que le permite distinguirse de la competencia. La utilización de concursos y sorteos es una de las estrategias más empleadas por las marcas, ya que consiguen darse a conocer, aumentar el número de seguidores y obtener cierto reconocimiento. 

Las venta a través de redes sociales permite  hoy en día atender con mayor rapidez las necesidades del cliente y no solo eso, también permiten conocerlas mejor; ver qué cuentas tienen más seguidores o qué productos tienen más éxito son algunos de los indicadores que le permiten a la empresa analizar mejor las necesidades del cliente. 

Además, estas nuevas vías de comunicación dan lugar a una mejor atención al consumidor pudiendo, por ejemplo, resolver cualquier duda o problema casi al instante.

La venta de persona a persona, más que de empresa a persona, es entonces donde reside el éxito de esta estrategia de comunicación. Vender un estilo de vida más que un producto con el objetivo de crear una imagen de la que el cliente quiera ser partícipe y para la que sea imprescindible adquirir lo que la empresa quiera vender es el objetivo de cualquier empresa que quiera utilizar esta plataforma como medio de publicidad de su marca.  

iTrend