Ventajas de tener un blog corporativo

Las ventajas de un blog corporativo son más de las que creemos. Aun así, ¿por qué molestarse en crear y gestionar una web así para nuestra marca? Sabemos que ya no estamos en la época de auge de los blogs y tener uno es sin duda una tarea costosa porque demanda tiempo y dedicación. Pero como ya hemos dicho, este tipo de plataforma podría ser altamente beneficioso para tu empresa y nosotras te contamos por qué.

Las ventajas del blog corporativo se podrían dividir en dos tipos. A un lado, los temas técnicos que nos ayudarán a ganar visibilidad y a conseguir nuestros objetivos más comerciales gracias al lenguaje informático y a la ingeniería del lenguaje. Y, al otro lado, los aspectos más cualitativos que tienen que ver más con la psicología de usuario y la percepción de marca. A continuación te explicamos los puntos y herramientas más destacados de cada una de estas ventajas.

Ventajas técnicas

  • Posicionamiento SEO, fundamental para que cualquier motor de búsqueda como Google indexe bien tu página web y salga en las primeros resultados cuando el usuario ponga las palabras claves en el buscador.
  • Tráfico hacia tu sitio web. Si la audiencia lee tu blog, se dirigirán también a tu página web y como hemos dicho en el punto anterior, esta será más fácil de encontrar. El resultado: más usuarios visitándola.
  • Genera leads. Una de las maneras de seguir a un blog es suscribiéndose a su newsletter, para lo que los usuarios tendrán que facilitarte su correo electrónico. ¡En ese momento ya tienes el poder en tus manos! A partir de ahí podrás comunicarte con tu cliente potencial ofreciéndole contenido de su interés.
  • Puedes analizar qué temas son de mayor interés para tu cliente potencial. Gracias a las propias herramientas de análisis de las plataformas para blogs podrás redirigir tu contenido e incluso tu negocio en función de las conclusiones extraídas.

Ventajas de marca

  • Crea una comunidad. Cuando consigues que los usuarios interactúen con tu blog, ya sea a través de comentarios o compartiendo un post en sus redes, tu espacio se convierte en un lugar de referencia.
  • Aporta confianza a tu empresa. Tener un blog corporativo es transparente porque el usuario lee tus propias palabras sobre el tema que te ocupa. Saber de tus conocimientos y quizás tus opiniones hará que se formen una idea más humana de tu negocio.
  • Genera coherencia y consistencia. Tu marca, tu sitio web y tu blog corporativo tendrían que estar alineados en cuanto a estética, sector, contenido, etc. Esto crea una imagen de marca potente y sin fisuras.
  • Ahorras tiempo. Parece mentira y es verdad que hacer y publicar contenido de calidad lleva su tiempo. Aun así, una vez que lo hayas creado, ese artículo tendrá validez para siempre. Podrá ser compartido en redes sociales y eso lo expondrá a cientos y miles de personas más que pueden llegar a convertirse en potenciales clientes.
  • Networking, o más comúnmente, red de contactos. Una vez que el blog se convierta en una autoridad en su especialidad, más gente del sector contactará contigo, estableciendo una agenda de contactos que puede resultarte útil.

A la vista está que los blogs no solo no están pasados de moda, sino que además pueden aportar un sinfín de beneficios a tu empresa. Por no mencionar todas las habilidades que se van adquiriendo con la gestión de una página web de este tipo: ejercicio de la creatividad, realización y planificación de contenidos de calidad, creación de estrategias digitales y muchas más.

Cuando te hayas decidido a crear un blog corporativo, hay dos preguntas fundamentales en las que deber pensar: “¿Tiene mi empresa una web?” Si no la tiene, deberías ponerte manos a la obra con la digitalización de tu empresa primero. Y segundo, “¿cómo voy a redactar buen contenido?” No te preocupes, la práctica hace maestros. Sé original y fiel a tu marca e irás mejorando.

¿Te hemos convencido? ¡Ánimo con tu blog corporativo!

iTrend