Traducciones de moda: cómo encontrar a la agencia ideal

La industria de la moda no entiende de barreras geográficas. Los tejidos, las tendencias, los colores y las prendas necesitan de las traducciones para adaptarse a todos los mercados. La forma puede cambiar, pero el contenido y el significado deben ser el mismo que en el país de origen. Aquí es donde entra en juego la elección de una correcta agencia de traducción.

¿Por qué es necesaria una buena agencia de traducción?

Alejarse de las traducciones automáticas es el primer paso hacia el éxito para los e-commerce de moda. La moda es un lenguaje en sí mismo, por lo que la comunicación dentro del sector requiere esfuerzo y dedicación.

Una agencia de traducción de moda es necesaria por:

El gran uso de extranjerismos: la moda presenta en su mayoría palabras procedentes del inglés y del francés. Es por ello, que, para conseguir una mayor comprensión, los términos deben encontrar su traducción en el mercado de destino.

La presencia de un vocabulario de especialidad: la industria de la moda tiene un vocabulario muy específico. Una gran variedad de léxico que no se utiliza de manera cotidiana: tejidos, tipos de prendas o estructuras de prendas muy concretas.

¿Cómo hago match con mi agencia ideal?

Como decíamos antes, el primer paso es olvidar los traductores automáticos. Si nuestra intención es alcanzar otros mercados de manera efectiva y profesional es necesario elegir la agencia correcta.

  1. Debe ser ultraespecializada en moda: al contar con términos tan específicos, la agencia debe tener las herramientas necesarias para poder adaptar todo el contenido de manera que se entienda exactamente igual en el mercado de destino.
  2. Debe contar con un equipo de redactores nativos, residentes en su país de origen: este es uno de los factores diferenciadores. Los redactores deben conocer a la perfección el idioma y, además, estar familiarizados con las tendencias actuales de su país. Este factor aportará un valor increíble a todas las descripciones y campañas de la marca.
  3. Debe tener capacidad creativa: todas hemos sido testigos de las malas traducciones, traducciones literales de copia y pega. La transcreación o traducción creativa es capaz de ir un paso más allá. Los textos deben adaptarse a todos los mercados, pero no tienes por qué hacerlo de manera literal. Se pueden cambiar palabras e incluso expresiones para conseguir el mismo efecto y reacción en el público. Se deben adaptar a la cultura y geografía del país, así como los diferentes tonos y registros que presenten los diferentes países.
  4. Conocimientos SEO: debemos ser creativos, coherentes y especializados en el sector, pero no podemos pasar por alto el posicionamiento SEO. Las webs deben estar plenamente optimizadas para tener éxito en buscadores, y esto solo se consigue a través del uso de las palabras correctas.

Como ves, realizar una buena traducción es un conjunto de factores que requieren un alto grado de profesionalidad y dedicación dentro del sector de la moda. Dedicar tiempo y dinero a tener un e-commerce de moda pensado al detalle, para luego tirarlo por la borda con su traducción, es sinónimo de fracaso en el entorno digital.

Y ahora, después de leer esto ¿sigues confiando en las traducciones automáticas? Mmm… yo de ti no lo haría.

iTrend.