¿Quieres trabajar como copywriter de moda?

El trabajo de copywriter está más en alza que nunca. Las empresas necesitan de personas especializadas en conjuntar la redacción de contenidos informativos y publicitarios que les ayuden a destacar sobre el resto. Conseguir llamar la atención en el plano digital y establecerte en el top of mind de los usuarios es muy complicado. Con tanta oferta, la inversión en comunicación es determinante para tener éxito. Pero, ¿qué implica esto en la industria de la moda?

El sector moda ocupa el top 3 de las ventas online. No es accesorio tener a un profesional que consiga dar valor a tu marca a través de las palabras, pensando en los beneficios que puede generar este trabajo tan especializado. Un copywriter de moda es capaz de influir en la decisión de compra del cliente. Analicemos esto en profundidad.

Lo primero es resolver una de las mayores dudas que envuelve al término. ¿Qué tareas desempeña el copywriter de moda? Los límites están donde uno los quiera poner, pero, las acciones más destacadas son:

  1. Creación de contenido original para redes sociales.
  2. Redacción SEO: descripciones de producto, texto de posicionamiento para categorías, blogging…
  3. Redacción editorial para web y catálogos
  4. Desarrollo de texto para usabilidad ecommerce: CTAs, checkout, menús…
  5. Redacción de artículos promocionales para medios de comunicación especializados y generalistas.

Al ser un trabajo tan específico, normalmente el copywriter de moda suele trabajar como freelance. Lejos de ser algo negativo, las ventajas son muchas, tanto para el profesional como para sus clientes: trabajar donde y como quieras en los proyectos que desees. Es decir, flexibilidad absoluta. Ninguna empresa podrá exigirte exclusividad pero, eso sí, deberás cumplir estrictamente las cláusulas de confidencialidad con cada una de ellas.

Para trabajar como copywriter de moda no solo debes tener una redacción impecable y conocimientos en publicidad o comunicación. Tu vocabulario de moda debe abarcar desde los tecnicismos hasta la propia jerga de la industria. Saber de diseñadores, materiales, eventos, personas influyentes, tendencias y todas las novedades o actualizaciones del sector.

Una vez revisado esto, es el momento de ahondar en lo que verdaderamente importa. ¿Qué es el fashion copywriting? ¿Para qué sirve? ¿Qué beneficios otorga a un negocio? El copywriting de moda tiene la misión, por un lado, de explicar con palabras los beneficios y características de una prenda y, por otro, de hacer deseable dicha prenda. Conseguir tal hazaña implica poner en práctica varias tareas:

  1. Exponer los atributos de la marca: ser claro y sincero en la misión o propósito de tu firma. Debes dejar implícito en todos los tipos de comunicación tu ADN y estilo expresivo.
  2. Encontrar tu tono: depende de la idiosincrasia de la marca y de tu público. Es tu personalidad. Si eres una marca de ropa elegante dirigida a un público con clase y refinado, tu tono deberá adaptarse a este estilo. Si bien vendes prendas básicas tus mensajes deberán ser eminentemente prácticos. Por lo general, las firmas suelen comenzar con un tono informal y animado, pero después lo van adaptando conforme van encontrando a su consumidor ideal. Otro factor importante es apelar directamente al cliente de manera más personal.
  3. Desarrollar una guía de estilo uniforme: cuando tienes el tono de voz perfecto, hay que hacerlo llegar a todos los trabajadores de la marca y usarlo en toda la comunicación. Esto aporta consistencia y que la marca tenga personalidad propia en todos los canales.
  4. Equilibrio entre información y promoción: además de vender, tu texto debe aportar una solución al lector y ser totalmente transparente para disminuir el porcentaje de devoluciones.
  5. No abuses de tecnicismos: el consumidor debe conocer la composición de los productos o cualquier dato que sea relevante para la compra. Ahora sí, lo importante es que lo entiendan. Busca sinónimos y emplea aquellos términos relativos, por ejemplo, a lo que escriben los usuarios en el buscador interno de la marca.
  6. Permitir la lectura escaneada/rápida: las personas no tienen tiempo de leer y muchas de las compras se hacen a través de los dispositivos móviles. Por ello, los textos deben redactarse de manera que el consumidor pueda obtener la información de vistazo, resaltado los puntos clave y siendo concisos.
  7. Conectar con la audiencia: Tenemos que encontrar lo que mueve a nuestro público emocionalmente. La ropa no puede hablar por sí sola; aunque contemos con fotos espectaculares hay detalles que no se perciben, así que somos los encargados de completar esa información y de dotar de historia esa prenda. Al comunicar el valor del producto y contar la historia que hay tras él (a través de las descripciones), damos un toque humano que favorece la relación entre cliente y marca. El motivo por el cual el consumimos un producto de moda puede ser tanto racional como emocional por lo que deberemos trabajar los textos teniendo en cuenta estas dos dimensiones.

Si aplicamos estas acciones a todos nuestros canales, dentro de la estrategia de comunicación, conseguiremos los clics deseados y una comunidad de clientes fieles. Invertir en llegar al corazón de las personas y hacerlos sentirse mejor es una gran decisión que seguro lleva al éxito. Esto es trabajo del copywriter de moda.

iTrend