Por qué no deberías usar Google Translator en tu ecommerce de moda

En un mundo en el que la digitalización ha conseguido hacer visible cualquier contenido, los idiomas cobran más importancia que nunca. Una marca tiene la posibilidad de tener un alcance global pero para ello debe adaptar su comunicación. Hacer negocios con el extranjero tiene muchos beneficios: aumento de la rentabilidad, mayor prestigio, más conocimiento y mejor posicionamiento. Sin olvidar la relevancia que adquiere en un momento en el que el ecommerce es la clave para luchar contra la crisis actual.

Estos objetivos solo se efectuarán si nuestro mensaje llega a todos.  La web de una empresa debe estar disponible en aquellos idiomas más relevantes para ella o, al menos, los más básicos. Recurrir a traductores automáticos como Google Translator es una práctica extendida. ¿Quién no lo ha hecho? Pero, cuando se trata del ámbito profesional y está en juego nuestro negocio, este tipo de traducciones no son ni la mejor, ni la segunda mejor opción. De hecho, son totalmente desaconsejables.

La confianza de nuestros clientes reside en la información que les proporcionamos desde la web. Cualquier error puede dañar nuestra imagen y profesionalidad. Aunque hemos visto ya múltiples casos en los que estos fallos se hacen virales por resultar graciosos, a la hora de las ventas no nos conviene.

Por eso hoy damos varias razones sobre por qué no usar Google Translator y qué se debería hacer en su lugar para adaptar un ecommerce a varias lenguas.

Leer más