Las nuevas estrategias del Social Commerce

Mercados, plazas peluquerías… desde siempre, la mejor forma de publicidad ha sido el boca a boca. Nada como la recomendación de alguien cercano para que nos pique la curiosidad acerca de un producto o nos anime a dar el último paso a la hora de comprarlo. El peer-to-peer, nombre técnico de esta estrategia, es el sueño de cualquier empresa y, por ello, ni siquiera la transformación digital de los últimos años ha podido con ella. Bienvenidos a la era del social commerce. 

Durante los últimos años, la industria del comercio digital no ha hecho más que crecer y el tradicional boca a boca de los emplazamientos físicos se ha visto reemplazado por la comunicación online. Según Hootsuite y We Are Social, los españoles pasamos una media 5 horas al día conectados a internet, donde compartimos gran parte de nuestra vida y nuestros intereses a través de las redes sociales, convirtiendo estas plataformas en una verdadera oportunidad para el comercio. Motivo por el cual, precisamente, redes como Facebook o Instagram no dejan de innovar para mejorar sus servicios de venta directa. 

¿Las últimas novedades? 

Con más de 100 millones de usuarios, Instagram, rey del social commerce, ha creado una cuenta llamada @Shop en la que la empresa publica de manera constante los productos de pequeños diseñadores a modo de catálogo con accesos directos a su compra online. De hecho, se rumorea la posibilidad de que la empresa apueste en un futuro cercano por la creación de un ecommerce propio. Y es que Instagram cada vez ve más claro el enorme impulso que supone para la red la opción de compra directa que ofrece a sus usuarios.      

“@Shop es una celebración de las pequeñas empresas y los creadores detrás de ellas. El contenido de esta cuenta está inspirado en nuestra comunidad de compradores: usted. “@shop es un reflejo en tiempo real de los intereses de nuestra comunidad en las principales categorías de compras, como moda, belleza, decoración del hogar y más”. Extracto del comunicado oficial de Instagram. 

Sin embargo, Instagram no es la única red social que ha anunciado novedades durante las últimas semanas. Su primo-hermano Facebook no piensa rendirse fácilmente y hace tan solo unos días anunciaba que los datos dejarían de ser su principal producto para pasar a enfocar sus esfuerzos en la protección y privacidad de sus usuarios. 

Según sus propias predicciones, esta mejora en la privacidad aumentará la actividad comercial que, además, pretenden impulsar con la creación de una moneda virtual propia que permitirá a los usuarios tanto comprar con seguridad como transferir dinero a otros usuarios. “Más simple, rápido e inmersivo”, así promete ser este nuevo Facebook que, además, pretende dar más relevancia a los Grupos, trasladando, como bien decíamos antes, las tradicionales plazas de pueblos y ciudades al mundo intangible pero social de estas redes. 

Nuevas oportunidades, nuevos retos

Sin embargo, ambas novedades chocan entre sí. Si Facebook “privatiza” las cuentas de sus usuarios y lleva el peso de sus comunicaciones a los grupos ¿cómo van a poder vender las empresas a dicho público? En la actualidad, Facebook no permite la publicidad en dichos grupos. ¿Cómo entonces piensa ser  Facebook competitivo a nivel de ventas? ¿Cómo conseguirán las firmas llegar hasta dichos grupos?

Con muchas dudas aún por resolver, lo que está claro es que el mundo online nunca deja de evolucionar; y estar al día de todos los cambios y oportunidades que nos ofrece el social commerce es un reto que puede impulsarnos o hacernos tropezar. Una vez más, empresas y marketeros deberemos buscar nuevas estrategias que encajen con el cambio de las normas del juego para triunfar en estos espacios que día tras día crecen en importancia y que tan beneficiosos pueden resultar para las empresas.

Si tienes dudas sobre cómo sacar el máximo partido a tus redes sociales o espacio web, no dudes en contactarnos. Puedes leer más acerca de todos nuestro servicios aquí. 

iTrend