¿Qué sabes acerca del product placement en redes sociales?

El product placement no es más que otra técnica de marketing que consiste en insertar un producto, mensaje o marca dentro de la narrativa de un programa. Esta necesidad surge de los cambios en los hábitos de las personas que hacen que la gente que realmente presta atención a los espacios publicitarios sea poca y cada vez menos.

Siguiendo este razonamiento, los marketeros pensaron que si, en vez de en uno de estos espacios, conseguían que sus productos apareciesen en mirad de un programa, donde los consumidores realmente sí prestan atención, ganarían en efectividad. Y así fue. Se puso en marcha primero en la televisión, pero después otros sectores, como el del cine o los videojuegos, que también han hecho uso de esta estrategia de marketing. A día de hoy, seguro que ya os lo estáis imaginando, las redes sociales son la plataforma perfecta para este tipo de iniciativas. 

James Bond conduciendo un Aston Martin o Carrie Bradshaw usando “Manolos” son dos ejemplos perfectos de cómo ha funcionado el product placement tradicionalmente.

Sin embargo, seguro que ahora mismo también se te ocurren varias influencers que te han descubierto productos que, al igual que pasaba cuando los veías en la pantalla de tu televisión o en el cine, ahora también quieres.

Es aquí donde entra el tema central del artículo de esta semana: el product placement dentro de las redes sociales. Y es que las firmas de moda han visto el filón en esta estrategia de marketing al ver su efectividad a todos los niveles, desde grandes marcas de lujo hasta pequeñas empresas con presupuestos pequeños. Siguiendo los pasos de Launchmetrics, os mostramos los distintos tipos de product placement que se pueden encontrar para, así, saber qué estrategia se adaptaría mejor a cada firma y poder mejorar la visibilidad de cada marca:

Youtube 

Esta plataforma de video ha demostrado ser muy efectiva y está demostrado que este tipo de contenidos conectan especialmente bien con los consumidores. En esta red, los contenidos son vistos como cercanos y honestos, por lo que los consumidores se encuentran más predispuestos a aceptar recomendaciones hechas por parte de los influencers.

Los tipos más comunes de product placement en esta plataforma son:

  • El product placement “simple”. Es quizá la forma más sutil de introducir el producto y consiste en que el/la influencer, en cierto punto del video, coja el producto, lo mencione, sin entrar en muchos detalles, y después siga con su video normalmente. De esta forma, se presenta el producto de forma casual y el consumidor no se siente “atacado” ante la publicidad.
  • Reseña. Otra forma de introducir nuestro producto es mediante una valoración del influencer. Qué es lo que les gusta del producto y por qué lo utilizan suelen ser la base de este tipo de contenidos.
  • Videos patrocinados. Cuando un vlogger tiene un alto número de seguidores, es más que probable que más de una firma esté interesada en que genere contenidos específicos acerca de sus productos.

Instagram

Puede ser que esta red social sea en la que más product placement de moda podamos encontrar debido al alto número de contenido relacionado con el sector. Una de las mejores cosas que tiene Instagram es su capacidad para producirlo de forma, llamémoslo, accidental.

Es un estímulo continuo para los consumidores, quienes están constantemente viendo contenidos, patrocinados o no, sobre productos que utilizan las personas que consideran dignas de seguir en estas plataformas.

Una forma fantástica de promocionarse, muchas veces, sin ni siquiera intentarlo. El número de firmas que elevan sus números de ventas gracias a su aparición en un contenido de algún tipo de influencer es difícil de contar. Por ejemplo, la firma de moda de baño Kiini pasó de tener 10.000 seguidores en Instagram a 274.000 gracias a que hace un par de veranos uno de sus modelos se puso de moda y aparecía en los feeds de casi todas las mujeres del mundo.

¿Qué tener en cuenta a la hora de planear una estrategia de product placement? 

Pues bien, lo primero es tener claro que el product placement tiene que adaptase a cada plataforma. No se puede tener la misma estrategia para presentar un producto en Facebook, en Instagram o en Instagram Stories. Después, hay que tener claro la importancia que tienen los influencers, instagramers o vloggers en estas redes. Una colaboración con alguno de estos profesionales de las redes puede generar a la marca enormes beneficios. Por lo que, si sabes escoger bien, no solo mejorarán tus ventas, también lo hará tu relación con los consumidores, por lo que será más fácil que decidan volver a consumir tu marca en el futuro.

También es importante ser capaces de registrar la actividad que generan nuestras redes sociales. Por suerte, la mayoría de las plataformas sociales ya disponen de herramientas que nos permiten medir la evolución de nuestras redes para conocer la efectividad de las estrategias puestas en marcha.

Podemos, entonces, concluir que el product placement en redes sociales, en especial en el sector de la moda, resulta muy efectivo, independientemente del tamaño de la empresa, si esta sabe invertir bien su tiempo y dinero en un influencer motivado capaz de generar engagement con el grupo de consumidores que interesa a la firma. Elige a la persona correcta y ve tu firma crecer.

iTrend