Podcasts: ¿el nuevo formato a tener en cuenta?

El 40% de la población estadounidense, en torno a 129 millones de personas, afirma haber escuchado alguna vez un podcast. El número se reduce cuando hablamos de oyentes regulares; pero aún así, 67 millones de personas son fieles a este formato cada mes. Estas cifras pueden resultar sorprendentes; sin embargo, lo que más debe llamarnos la atención es la rapidez con la que crece el número de seguidores de este “nuevo” formato: tan solo en el último año, los podcasts han aumentado su público en un 20%.

En España, los números son más modestos; se estima que tan solo 350.000 personas consumen podcasts cada mes. Sin embargo, al igual que pasaba en Estados Unidos, los últimos datos demuestran que el número de oyentes no hace más que crecer cada año.

Con un número de oyentes cada vez mayor, los podcasts -capaces de educar y entretener a la audiencia- se sitúan como un medio de comunicación a tener muy en cuenta tanto para aquellos medios que busquen nuevas plataformas como para los anunciantes, pues en un mercado donde cada vez son más importantes los nichos de mercado, los podcasts representan la oportunidad perfecta para desarrollar el marketing nativo. Pero, además, sus ventajas no acaban ahí; su bajo coste de producción y su poca competencia permite a los programas en este formato no tener que estar tan pendientes de ser exclusivamente rentables, pudiendo centrar la atención en sacar a la luz nuevas voces y nuevos contenidos más desarrollados e interesantes o incluso crear nuevo “branded content”.

Dentro del sector de la moda y la comunicación es cierto que adoptar este nuevo formato puede suponer un reto tanto para medios como para empresas. Sobre todo cuando la tradición de esta industria está totalmente apoyada en los elementos visuales, puede resultar un reto trasladar la magia que transmiten las prendas a partir, tan solo, de la palabra. Sin embargo, como hemos dicho antes, esto es un reto pero no es imposible y este formato se adapta, por ejemplo, muy bien a todo el contenido de entrevistas. Podcasts como “Monocycle”, “The call” -ambos pertenecientes a la empresaria e influencer Leandra Medine-, “Fashion: No filter” -de la it girl Camille Charriere- o el propio podcast de Vogue Usa con André Leon Talley como presentador, son el ejemplo perfecto de lo interesantes que pueden llegar a ser los programas de moda a través de los auriculares. En el sector de la comunicación un ejemplo de hacerlo bien sería el Podcast de Charuca ‘Jefa de tu Vida’ en el que entrevista a diferentes personas.

Tan solo en el último año, los podcasts han aumentado su público en un 20%

Otro problema que enfrentan, por el momento, estos podcasts es el de no conocer la audiencia que les escucha; la mayoría se encuentran dentro de ITunes y esta plataforma no registra de donde provienen los oyentes, por lo que al no poder estudiar al público de estos medios la publicidad no puede saber si se está comunicando con la parte de la población que más le interesa. No obstante, esto parece que va a ir cambiando gracias a la aparición de nuevas plataformas como The Mouth Player que, además de pedir a sus consumidores que se registren previamente para conocer sus datos  geográficos para poder ofrecérselos a posibles anunciantes, va a disponer de herramientas visuales que van a ofrecer al oyente la posibilidad de desplegar imágenes relacionadas con el contenido.

En resumen, los podcast parecen ser un nuevo medio de comunicación a tener en cuenta independientemente del sector. Sus bajos costes y la rapidez de su producción suponen una gran ventaja a tener en cuenta, todo ello sin contar el número de personas, cada vez más grande, que cada año se suma a la escucha de estos programas. ¿Estamos ante un nuevo formato que romperá los esquemas a la publicidad visual? 

iTrend