Imagen de marca: la percepción en la era digital

En la era de las nuevas tecnologías y la interacción digital con los consumidores, no hay que olvidar que gran parte del éxito de nuestra empresa radica en la percepción que los clientes tienen sobre nosotros. Por ello, aparte de las famosas métricas, es importante recordar que cada interacción, física u online, ayuda a construir nuestra reputación y, por tanto, el posicionamiento que tendrá nuestra marca con respecto a la competencia dentro del sector.

Y es que no es ningún secreto: hoy en día la competencia es brutal. Ya no solo se rivaliza con las marcas de tu ciudad o tu país; en la actualidad, tu competencia es el mundo. Por ello, y a raíz de la falta de credibilidad que están sufriendo muchas empresas, debido también, en parte, a una mirada cada vez más crítica por parte de los consumidores, el contexto y la creatividad se han situado como actores indispensables para construir una buena estrategia de marca que nos diferencie de la competencia. De hecho, hace ya un tiempo os lo advertíamos en nuestro artículo ‘Cinco tendencias que transformarán el marketing en 2018’: el contexto iba a ser una de las claves del marketing de este 2018. 

Los consumidores, debido a la gran cantidad de ofertas disponibles, ya no buscan solo el producto al mejor precio. Para ellos, cómo se fabrica lo que consumen, qué valores tiene la empresa o qué causas apoyan son factores de primera línea que decidirán dónde deciden comprar. Por ello, aunque hay que tener claro que aunque no se puede controlar cómo cada consumidor percibe nuestra marca y contenido, el contexto que rodea a nuestra empresa y la creatividad con la que nos presentamos ante el mundo nos pueden ayudar a influir positivamente en la percepción que los clientes tienen sobre nosotros, como bien indica el artículo ‘Brand equity isn´t dead; perception still matters in the digital age’.

Por ello, el primer paso que debe dar cualquier empresa a la hora de definir su estrategia de marca y cómo quiere ser percibida por los consumidores es definir claramente cuáles van a ser los valores sobre los que se va a sustentar. Cuál es la identidad que quieres presentar al mundo y con qué valores nos vamos a identificar son los primeros puntos que se deben tratar. Y es que es precisamente sobre estas políticas desde dónde se va a desarrollar la percepción que se tiene sobre nuestra firma; percepción que ayudará a impulsar o, por el contrario, dificultará nuestro crecimiento.

Por tanto, en una sociedad marcada por las comunicaciones globales donde los consumidores cada vez se hacen más preguntas y donde se puede poner en duda nuestra credibilidad o políticas con tan solo un comentario en redes sociales, resulta cada vez más importante ofrecer una imagen de marca sólida cuyas acciones sean consecuentes con los valores que representan a la empresa. Así que ya lo sabes: nada como la creación de una buena estrategia de imagen de marca desde el principio para hacer prosperar el negocio. 

iTrend