Moda y sostenibilidad: diez iniciativas del sector textil

El ritmo de consumo que caracteriza a la industria de la moda en la actualidad ha llevado a que se le considere uno de los sectores más contaminantes del mundo. Con el fast fashion como eje central del consumo de gran parte de la población, la necesidad de poner en marcha medidas de sostenibilidad que disminuyan los efectos negativos que tiene el ritmo de compra de un gran porcentaje de la población del primer mundo es, a día de hoy, una necesidad. 

Por este motivo, y a raíz de una creciente concienciación por parte de los consumidores, que ahora prestan una mayor atención a qué es exactamente lo que están consumiendo, las firmas han comenzado a “ponerse las pilas” en temas de sostenibilidad para reducir su huella ecológica. Algunas incluso han adoptado medidas para atajar no solo los aspectos medioambientales de la sostenibilidad, sino también los otros dos aspectos que conforman este tipo de políticas en su totalidad: el factor social y el económico. 

Estas son algunas de las iniciativas más destacadas dentro de esta industria. Échales un vistazo y descubre las distintas prácticas sostenibles que se pueden encontrar en la actualidad en el mundo de la moda.

1. Moda a partir de desperdicios alimentarios. 

La cantidad de alimentos que se desperdician al año se cuenta por millones de toneladas, casi igual que los desperdicios generados por la industria de la moda: en torno a lo que serían 200 camisetas por persona y año.

Con estos datos en mente, la empresa italiana Orange Fiber tuvo una gran idea que impulsa la sostenibilidad en ambos sectores: produce hilos a partir de cascas de naranja utilizadas para hacer zumo. 

Un material que ya se ha atrevido a utilizar Salvatore Ferragamo en una de sus últimas colecciones, y que tiene una gran similitud con las fibras Piñatex, que destacan por proporcionar un material suave y flexible parecido al PVC y al cuero, pero fabricado a partir de hojas de piña. En Alemania, la empresa QMilk está trabajando con los dos millones de toneladas que se desperdician en el país al año para dar vida a fibras naturales.

2. “Take Care” de H&M

La firma de moda sueca tiene un propósito claro en cuanto sostenibilidad: que todos sus materiales sean reciclados y sostenibles para 2030. Para ello, además de todas sus políticas de responsabilidad empresarial, ha puesto en marcha un proyecto piloto, llamado “Take Care”, dedicado a la sostenibilidad, cuya última novedad, puesta en marcha el pasado 12 de abril, es la apertura de un espacio en una de sus tiendas de Hamburgo, Alemania, dedicado, precisamente, a este proyecto, en el que se pueden encontrar todos los productos de la firma catalogados como sostenibles; entre ellos, una nueva línea de productos de limpieza certificados como “buena elección ambiental”.

3. El alquiler de ropa: la tendencia que puede cambiar el mundo de la moda. 

Cada vez son más las empresas que en los últimos tiempos están apostando por modelos de negocio en los que ya no interesa vender ropa, sino alquilarla. Y es que en una sociedad de consumo como la actual, el fast fashion está haciendo insostenible nuestro ritmo de compra; y no son pocos los consumidores que se plantean nuevas formas de consumo. ¿Una de las más potentes? El alquiler de prendas de calidad por tiempo limitado. Una buena forma de poder consumir moda que da más de una vida a una única prenda.

4. El denim también es sostenible. Levi´s y Pepe Jeans

La compañía americana ha anunciado el lanzamiento de un proyecto sostenible, bautizado bajo el nombre de Project F.L.X, que sustituirá técnicas manuales por procesos automatizados de acabado denim con el objetivo de reducir el número de químicos utilizados en la creación de sus prendas de miles a unas pocas docenas.

A su vez, Pepe Jeans presenta Wiser Wash, una nueva técnica de lavado a la piedra más ecológica que no utiliza piedra pómez ni sustancias químicas tóxicas, sino agua electrificada y ozono. Una técnica que, además, solo consume un vaso de agua en su proceso de elaboración.

5. El resurgimiento de la ropa second-hand. 

Las tiendas de ropa de segunda mano han aumentado su número en los últimos años -según el portal neutralidad.es 7 de cada 10 españoles compraron o vendieron objetos de segunda mano- llegando incluso a existir tiendas especializadas en ropa Vintage cuyos precios no son precisamente baratos.

Un ejemplo perfecto de consumo sostenible que no solo cuenta con ventajas a nivel medioambiental, pues ahorras agua, energía y ayudas a evitar la contaminación por residuos y tintes, sino que también contribuye a crear un estilo personal gracias a, en muchos casos, las piezas únicas que se pueden encontrar en estos comercios. Todo ellos in contar que muchas veces las prendas de ropa Vintage cuentan con una mayor calidad que la que tienen la mayoría de prendas en la actualidad.

6. El Conocimiento es Poder

Una de las profesiones más demandadas en la actualidad en el mundo de la moda son los expertos en sostenibilidad. Por ello, recientemente han surgido plataformas que han puesto en marcha cursos de formación en la materia como el de Kering, junto con el London College of Fashion, para aquellas personas interesadas en estas iniciativas que quieran producir un cambio en el sector en el futuro.

Porque una de las mejores formas de afrontar el reto de la sostenibilidad es conociendo cómo se debe actuar para ser los más eficiente posible.

7. Ecoalf : un ejemplo de firmas comprometidas

Innovación, sostenibilidad y diseño; así se define la firma de moda española creada por Javier Goyeneche, nacida en 2008 como una respuesta al desperdicio sistemático que su creador veía en las firmas de moda. “El 25 por ciento de lo que se fabrica no se vende. El modelo de diseñar, comprar y tirar ya no se sostiene”, afirma Goyeneche en este artículo de El País.

Por ello, Ecoalf recicla café, lana, algodón y recoge del mar botellas de plástico y redes de pesca que sus ingenieros convierten en materiales de alta tecnología que después se utilizan para fabricar, al menos, el 80% de las prendas que vende la firma. 

8. Nuevos formatos: Conoce el Eco Fashion Fest 

El pasado año tuvo lugar en Guadalajara, Méjico, el primer festival sobre sostenibilidad del mundo. Nacido como plataforma donde poder reunir referentes del sector de la moda con iniciativas sostenibles, el evento contó con artistas comprometidos que, mediante el ciclo de 7 desfiles y el showroom allí presente, transmitieron a la población y los profesionales que asistieron los principios más importantes de la sostenibilidad.

9. La filosofía “Persona, planeta, producto” 

“Made for Change” es el nombre de la nueva política de sostenibilidad del grupo estadounidense VP Corp, dueño de firmas como The North Face o Vans, con la que pretende conseguir establecerse como líderes de la transición textil hacia la sostenibilidad. La compañía, elegida el pasado año por Forbes y Just Capital como una de las corporaciones más comprometidas a nivel social en Estados Unidos, se ha marcado como objetivo, por ejemplo, que para 2025 el 100% de la energía utilizada en tiendas, oficinas, centros de distribución y de producción de VF en todo el mundo será de origen renovable.

10. La sostenibilidad llega a las pasarelas

En la pasada edición de febrero de la pasarela de moda madrileña Ecoembes y la MBFW presentaron el Comité de Moda y de Sostenibilidad, un organismo conformado por expertos en el sector textil que se propone impulsar la utilización de materiales reciclados en este sector.

“Estamos seguros de que este es el camino que marcará el futuro de esta industria, por lo que con este Comité queremos ayudar a todos aquellos diseñadores y marcas que, desde el presente, quieran comenzar a trabajar en la moda del mañana”, señalaba en el artículo de Fashion Network Nieves Rey, directora de comunicación corporativa y marketing de Ecoembes.

iTrend