Fotografía: cómo usarla para hacer tu copy más efectivo

Las redes sociales son ahora el mejor escaparate para empresas y personas. El consumo diario de información que realizamos en estas plataformas así lo ha establecido. Si no tienes cuenta de Instagram, no eres nadie. Pero, no basta solo con formar parte del mundo digital. La estética es quien manda a la hora de obtener seguidores y relevancia. Es importante que las imágenes estén cuidadas y reflejen la idiosincrasia de la marca. Conseguir un feed que se diferencie del resto, que permanezca en el top of mind del usuario y que provoque interés para luego, llevar a la fidelización. Es decir, el contenido visual es el CTA para una empresa.

Partiendo de esta premisa, igual que con las personas, aunque las apariencias sean las culpables de generar atractivo y curiosidad, es la personalidad lo que después engancha. Una vez hemos conseguido captar al usuario a través de la estética, tenemos que conseguir engagement con el copy. Según Mina Barrio (fotógrafa de producto) en un podcast de Charuca: “La foto es lo que me atrapa pero el copy es lo que me hace interactuar.“. Los textos, generados de manera profesional según la fórmula (información+persuasión+creatividad) serán los encargados de convertir al usuario en cliente final.

Ambas disciplinas se han de compenetrar de forma adecuada, sin imponer una en detrimento de la otra. No se debe privilegiar sino aunar lo visual y textual, desde la base de la personalidad de la empresa. ¿Cómo conseguimos que funcione? La eficacia de la buena práctica en redes sociales depende de:

  1. Conocer a tu público: empatizar, saber cómo piensa, qué busca, qué le causa curiosidad….
  2. Una imagen no vale más que mil palabras: sin un buen copy, una oferta clara e interesante, el diseño para el call to action no servirá de nada.
  3. Coherencia: ilustración y texto deben ir de la mano siguiendo la guía de estilo de la empresa. Si no se conjuntan, el usuario se desorienta y la comprensión se hará más difícil.
  4. La ubicación del CTA: tanto en la web como en r.r.s.s. La fotografía junto al titular deben estar en sitios que se visualicen fácilmente, como arriba a la izquierda o al terminar el artículo, en tu plataforma oficial; o, en stories en el caso de Instagram.
  5. Usar numeración: es atrayente porque hace más claro el mensaje y lo que vamos a leer. Las listas son los reyes del contenido ahora.

Sobra decir que tu web es tu emblema y tiene que ser la mejor representación de tu marca, con un uso fácil, un contenido personal y una imagen pulida. Pero, la mejor estrategia actual para conseguir tráfico en tu página es actuar mediante stories. El uso de Instagram en este sentido es la mejor forma de call to action actualmente, por su gran visualización. Puedes combinar, de manera creativa, ilustración con textos atractivos y añadir un hipervínculo que lleve al usuario a tu web. Además, puedes conocer más a tu público a través de la interacción que se produce por encuestas y preguntas, para enfocarte más en sus deseos, mejorar y por lo tanto, conseguir un mayor éxito y eficacia.

¿Dónde pones el foco en tu contenido? ¿Imagen o texto?

iTrend