5 errores que debes evitar al crear contenido en redes sociales

Creas y creas contenido y no consigues los resultados que buscas. Piensas que todo es culpa del algoritmo, que no sabes dirigirte a tu público y a su vez, que todo esto lo tienes controlado. Llega un momento que te desesperas y te planteas: ¿qué problema tienen los textos digitales de mi marca? Hoy hablamos de esos 5 errores que debes evitar al crear contenido en redes sociales si quieres tener éxito y conseguir los objetivos que se marque tu negocio.

No nos engañemos, existen multitud de variables por las que nuestros textos no logren conectar con el público de la manera en que queremos. Pero lo más probable es que la incógnita responda a alguno de estas 5 faltas principales y no haya que preocuparse más, ¡tiene remedio fácil!

Los 5 errores que debes evitar al crear contenido en redes sociales son los siguientes:

  1. No tener clara la estrategia. Si no existen objetivos definidos y no se sabe adónde se quiere ir, es muy difícil dirigirse a cualquier parte. Debemos adaptar nuestro mensaje a la dirección y al lector al que queremos llegar, igual que en una carta.
  2. Copiar contenido. Hay infinidad de información repetida en las redes sociales y el público está harto de leer lo mismo siempre. Si el contenido no es original y se puede encontrar en otras fuentes, resultará irrelevante. Si resulta irrelevante, no llamará la atención y nadie le hará caso. Además, muchas veces conectarás mejor con tu público si ofreces contenido original.
  3. Falta de creatividad. Ligado a lo anterior, tal vez no estás dando rienda suelta a tu imaginación. No olvides que la originalidad de tus textos forma parte de tu ADN y resulta vital para que el público te entienda y se identifique con tu marca. Los lectores querrán ver lo que te hace diferente, lo que solo tú puedes ofrecer.
  4. Ausencia de un mensaje potente. Por supuesto la finalidad de un texto es transmitir un mensaje que sea relevante. Pero primero deberemos contestar a la pregunta más esencial, ¿qué queremos decir?  Una vez que esto esté claro, habrá que establecer las ideas claras de lo que queramos comunicar. Después pensaremos en la forma de nuestro texto. Hay que ir paso a paso.
  5. No optimizar tu contenido. De una forma parecida a la de los ensayos tradicionales, si queremos escribir sobre un tema debemos usar solo palabras específicas que estén dentro de ese sector. De este modo conseguiremos apelar al público al que nos dirigimos. Más importante aún: conseguiremos que buscadores web como Google nos detecten dentro de nuestras categorías  y nos muestren a ese público que nos interesa.

Como ves casi todos los puntos están o pueden estar relacionados entre sí. Por ejemplo si copiamos contenido, a la vez estamos dejando de ser creativos o si no tenemos clara la estrategia tal vez tampoco seamos capaces de crear un mensaje potente.

¿Hay alguno de estos errores que te suene familiar? Si no crees que tu contenido escrito caiga en ninguno de estos errores pero sigas viendo que no tienen efecto en los lectores, tal vez haya otros problemas. 

Lo importante es pararse a pensar y a establecer los puntos necesarios para que el esfuerzo que estás invirtiendo en la creación de contenido no sean en vano.

iTrend