Sin brand lovers no hay engagement

Aunque en un principio parezcan dos temas distintos, la relación entre ambos es tan estrecha que la mejor forma de hablar de ellos es haciéndolo conjuntamente. Y es que el éxito del engagement de una empresa depende en gran medida de la buena relación que esta tenga con sus clientes. Un factor cada vez más importante en el crecimiento de una empresa desde que el contexto y la experiencia de usuario se convirtiesen en claves del marketing actual. 

El primer paso que toda empresa bien valorada ha dado para llegar donde está es el de conocer bien a sus consumidores y darles la oportunidad de que estos también conozcan de cerca la marca.

Escuchar sus necesidades, hacerles sentir valorados y conocer sus gustos e intereses marcará la diferencia a la hora de diferenciarte de otras empresas.

Mantener una relación cercana, contestar a todas las preguntas que les puedan surgir y ofrecer nuevas experiencias son medidas que siempre favorecerán a la empresa y que crearán lazos de fidelidad con los clientes. Y es que hay que tener presente que tras las ganancias de la empresa se encuentran consumidores de carne y hueso con preocupaciones y valores que influyen en sus decisiones de compra. Por lo que, si se quiere construir una relación sólida marca-cliente, la comunicación orgánica y bidireccional es la clave. 

Personalizar cualquier interacción también ayuda y, para ello, los servicios que pone a nuestra disposición la Inteligencia Artificial son una buena herramienta para cualquier negocio en crecimiento. Conocer qué compras han hecho con anterioridad o por qué productos se han interesado, son tan solo dos ejemplos de cómo estos registros nos pueden ayudar a conocer los intereses de los clientes para poder ofrecerles un trato más cercano e interesante. Amazon ya lo hace; de hecho, te sugiere productos que sabe que has entrado a mirar en otras ocasiones, y nadie se atrevería a afirmar que no le funciona esta estrategia.

Entonces, repasemos: ¿cuáles son las claves para hacer que los consumidores se enamoren de nuestra marca? Una buena comunicación bidireccional, la personalización del contenido para los clientes y, en general, cualquier acción que logre hacer que estos se sientan realmente valorados. Factores que con toda seguridad no solo harán que la empresa crezca en beneficios sino en visibilidad. Y es que, cuando un consumidor está contento, no tiene miedo de compartirlo. Por este motivo, vamos a hablar a continuación de cómo se puede maximizar el engagement de una empresa. 

Dos de los consejos que se dan en materia de engagement coinciden, y por eso hemos decidido tratarlos juntos, con los tips que hemos mencionado en los párrafos anteriores sobre cómo hacer que los consumidores amen tu marca. Y es que la personalización de las experiencias de usuario del cliente, junto con creación de un sentido de ‘comunidad’, de pertenecer a algo, es decir, de compartir una comunicación y una relación cercana, son factores que mejorar tanto la imagen como el engagement de la empresa.

Sin embargo, aún queda algo más que se puede hacer a la hora de mejorar el engagement de una empresa: ampliar el espectro de audiencia. 

Muchas veces las empresas se centran únicamente en conseguir que sus clientes mejoren la percepción que tienen sobre la marca, algo que está muy bien. Sin embargo, igual de importante es lograr que tus productos interesen cada vez a un mayor número de personas. Investigar, buscar y conseguir atraer a nuevos clientes que compartan los intereses de la marca es una acción con repercusiones presentes y futuras que asegurará el crecimiento del negocio. 

iTrend