5 consejos para que tu marca destaque en redes sociales

Ya hemos hablado en otros posts de cómo las redes sociales son una plataforma de marketing y publicidad cada vez más importante para las marcas (véase “¿qué sabes acerca del product placement en redes sociales?” o “el influencer marketing seguirá afianzándose en 2018”).  Sin embargo, en esta ocasión queremos presentaros 5 iniciativas, cinco propuestas que, según BOF, tienen el poder de hacer destacar a una empresa dentro del mundo social media. 

Una propuesta necesaria en un mundo cada vez más saturado por el número de cuentas dedicadas a promocionar sus contenidos, en el que conectar con el público de forma más íntima o más compleja, puede marcar la diferencia entre tener un negocio exitoso o no. Algo nada fácil de hacer sobre todo por el carácter constantemente cambiante que caracteriza a las redes sociales. El cambio de algoritmos, que presentan los contenidos con un orden de prioridad distinto cada vez, y de las políticas de estas redes hace de estas plataformas un campo de trabajo constante en el que si te duermes, te lo pierdes. 

Por ello, aquí te dejamos los cinco consejos que plantea la publicación estadounidense Business of Fashion para hacer que tu contenido destaque entre la multitud: 

1. Distintas redes, distintas estrategias

Y es que, aunque, por ejemplo, Instagram sea la plataforma más efectiva para las firmas, eso no significa que toda la estrategia de tu empresa deba basarse en esta red social. De hecho, aunque aproximadamente el 50% de las marcas en todo el mundo tengan una cuenta en esta red social, según datos de Exane BNP Paribas, es un hecho que otras redes sociales pueden ser más efectivas para vender un producto dependiendo del contenido y del target mismo. 

Por ejemplo, Victoria Tsai, fundadora de Tatcha, afirma utilizar Facebook para contenido de lectura, Instagram para todo el tema visual y Snapchat para contestar dudas y problemas relacionados con la marca. 

2. ¿El truco para conectar con los clientes? 

No es ningún secreto, pero tratar realmente de construir una relación más cercana y comunicativa con los clientes es lo que marca la diferencia en estas redes. Crear una conversación es lo que diferencia a este tipo de estrategias del marketing tradicional y es, a su vez, lo que lo hace tan efectivo. 

El continuo contacto que facilita estas plataformas le da a las empresas la oportunidad perfecta para poder aprender de sus clientes;

saber qué quiere, qué necesitan, de qué forma, cuáles son sus problemas… les permite crear una mejor experiencia de compra y afianzar la confianza del cliente creando una relación de fidelidad.

Todo ello sin contar que, gracias a esta relación directa, la atención al clientes es mucho más eficiente. 

3. Los influencers son inevitables 

De acuerdo con una encuesta realizada por Launchmetrics a 600 profesionales del sector de la moda, el 78% de las marcas del sector implementaron en 2017 estrategias de marketing de influencers. Un 13% más que en el año 2016. ¿El motivo?

El peso de estas figuras sigue en ascenso, convirtiéndolas en una de las herramientas más eficaces de comunicación de cara al gran público. 

Mantener una conversación con estos personajes mediáticos debe ser un objetivo prioritario para aquellas empresas que quieran situarse en un lugar privilegiado dentro de esta vorágine de redes sociales. Si no estás presente, si no tienes una voz que los consumidores sean capaces de identificar, no tienes el poder necesario para construir conversaciones que atraigan al público hacia tu marca. 

4. La participación de los consumidores. Un factor clave

Animar a tus consumidores a crear contenido no solo es una forma de crear lazos más cercanos con ellos, sino que, a la vez, es la forma perfecta de incrementar la visibilidad de tu marca gracias a sus publicaciones. Un ejemplo del éxito de estas estrategias es la marca de belleza de Rihanna, Fenty Beauty, quien sube a menudo contenidos originalmente publicados por sus consumidoras.  Haciendo esto no solo consigue contenido para su página, también consigue un mayor número de contenido con sus productos como protagonistas; por lo tanto, una mayor publicidad y, además, hace ver a sus consumidoras que su opinión, que el uso de sus productos, es importante para la empresa, lo que crea un mayor engagement. 

5. ¿La clave? Una postura atrevida. 

En anteriores post hemos hablado de cómo el contexto en el que se mueven las empresas es cada vez más importante para los consumidores. Qué causas apoya, qué materiales utilizan en los productos, dónde o bajo qué condiciones se fabrican los productos que consumen, son cuestiones a las que cada vez se presta una mayor atención. Por ello, es hora de “mojarse” para las empresas. Apoyar causas sociales, o situarse en contra y denunciar causas injustas, es hoy una necesidad para las empresas.

Es hora de preguntarse: ¿cumple mi política de responsabilidad corporativa las cláusulas morales que hoy en día exige la sociedad?

Si ofreces un buen producto bajo el paraguas de unas buenas prácticas empresariales verás cómo los beneficios de tu empresa crecen. El valor de una marca hoy en día no está solo en qué ofrece sino en cómo lo ofrece.