¿Copy especializado o generalista? Las claves del copywriting

Actualmente, en el mundo digital es fundamental la tarea del copywriter. La sobrecarga informativa y la abundancia de contenidos, sumado al poco tiempo del que los usuarios disponen y la rapidez que exigen, complican el éxito de las empresas a la hora de atraer al usuario objetivo en internet. De este modo, es imprescindible generar textos que llamen al publico y lo hagan fidelizar. Aquí es donde entra la figura del copywriter.

Este trabajo, antes asociado al sector publicitario (más conocidos como ‘Mad Men’), ahora se traslada al marketing de contenidos con el objetivo principal de provocar acciones en el lector. El buen copywriting informa o educa mediante textos que despierten la curiosidad y resuelvan las dudas del usuario. ¿Cómo se consigue esto? Hay varias técnicas:

  1. Transmitir mensajes persuasivos mediante una comunicación precisa que destaque lo que de verdad interesa.
  2. Usar un tono de voz único y distintivo que caracterice a la marca.
  3. Construir textos organizados y jerárquicos, que hagan seguir leyendo y manteniendo el interés (y, por tanto, aumenten el tiempo de permanencia del usuario).
  4. Escribir según fórmulas que conceptualicen ideas de forma clara y llamativa.
  5. Nunca perder de vista al objetivo, es decir, el usuario. Hay que empatizar con él sabiendo lo que quiere y cómo lo quiere, sin dejar de lado tu marca personal. Para ello es necesario interiorizar con un briefing tanto la empresa para la que se escribe como a la audiencia a la que uno se dirige.
  6. Los mensajes más atrayentes siempre estarán en los primeros párrafos del artículo con el fin de crear más expectación, demostrar la eficacia de su lectura y conseguir más permanencia o engagement.
  7. Siempre aportar valor y atractivo con cada idea que se vuelque en el texto. No se deben hacer textos gruesos que estén en realidad vacíos de contenido.
  8. Tener el SEO siempre presente. El uso de palabras clave es fundamental para un buen posicionamiento.

Copywriting: Generalista o Especializado

Una vez que están claras las claves de un buen contenido, es necesario saber qué tipo de copywriter se desea, según las características de la empresa y la información que se quiera elaborar. Así, distinguimos dos tipos: el generalista y el especializado. Analicemos los pros y contras de cada uno.

‘Copy’ generalista:

  • Son más objetivos, capaces de empatizar con cualquier cliente.
  • Abarcan variedad de temas, saben un poco de todo.
  • Su experiencia en múltiples sectores puede aportar innovación, un punto de vista diferente, aplicando nuevos formatos.
  • Sabe lo que funciona para según que audiencia y empresa.
  • Puede pecar de escribir textos demasiado genéricos usando las mismas fórmulas para todos los campos.
  • Carece del lenguaje técnico que algunos sectores requieren.
  • Al no tener tanto conocimiento en un campo específico, deberá informarse más y se perderá tiempo de ejecución.

‘Copy’ especializado: 

  • Está preparado para trabajar en un sector en específico, por lo que su conocimiento es muy amplio.
  • Sabe cómo llamar la atención del tipo de público potencial al que le interesa su campo.
  • El trabajo será más rápido y eficaz al tener interiorizado todos los ‘topics‘ e ‘insights‘ del sector.
  • Conocen en profundidad la terminología técnica de dicho campo.
  • Puede excederse con los tecnicismos haciendo muy difícil y cansada la lectura del texto.
  • El tener conocimientos más específicos no garantiza el éxito. Puede que no sirva para la empresa.
  • Su preparación los hace ser más confiados y creer que sus fórmulas sirven para todo, y no.

Ya hemos sentado las bases del ‘copywriting‘. Ahora, es tu turno. Adapta estas técnicas a tu escritura y notarás una mejora en la recepción de contenidos. Y recuerda, lo más importante es comunicar de manera eficaz.

iTrend