Cómo enamorar con tu ficha de producto

Cuando entramos en una tienda física es sencillo formarnos una opinión sobre la prenda que vemos con nuestros propios ojos y tocamos con nuestras propias manos. Al experimentar directamente las cualidades del artículo, no nos resulta difícil saber al momento si nos encanta o no nos gusta en absoluto. Además, si tenemos dudas de la silueta o de cómo nos va a quedar, siempre podemos ir al probador. No obstante, como clientes, si queremos tener una experiencia de compra parecida a la realidad, al acceder a un e-commerce debemos dirigirnos a la descripción del producto que nos gusta. Este es el instante en el que podemos leer lo que no podemos experimentar de manera sensorial. Pero ahora pongámonos en el lado que nos ocupa, el del vendedor: ¿qué debemos hacer para enamorar con nuestra ficha de producto? A continuación ofrecemos algunas herramientas fundamentales.

Sigue estos pasos si quieres enamorar con tu ficha de producto:

En primer lugar, hay que destacar que la ficha de un producto no es más que una descripción de este. Ahora bien, tiene que ser la mejor descripción que se pueda hacer de ese artículo concreto, porque en todo momento hay que tener en cuenta que va a suplir la falta de experiencia sensorial. Por lo tanto, en muchas ocasiones es un elemento esencial para que los clientes queden convencidos y decidan adquirir la prenda. Así pues, estas son algunas herramientas que no pueden faltar en tu texto explicativo:

  • Emplea las palabras más adecuadas para describir la prenda. El español es un idioma amplísimo, aprovechémoslo. Echa mano de sustantivos específicos y expresémonos así con propiedad, usando léxico profesional. Por otra parte, es cierto que la industria de la moda emplea muchos extranjerismos y debemos saber cuándo podemos utilizarlos.
  • Describe tus productos en base al tono de tu marca. Hay que tener en cuenta que, si bien es fundamental que el protagonista de este texto sea el producto en cuestión, no debemos olvidar redactarlo de manera coherente con el tono de nuestra marca. Si somos una empresa que opta por un tono formal o más literario y la ficha de producto parece un telegrama y las palabras empleadas no están acertadas, el mensaje pierde fuerza por todos lados.
  • Resalta el motivo por el que destaca. Esto resultará de suma importancia; ¿por qué tendrían que decidirse por este producto en concreto? Seguramente la pieza en concreto tiene una característica que la hace destacar, asegurémonos de señalarla.
  • Describe utilizando palabras sensoriales. Antes hemos mencionado que la lengua española cuenta con un sinfín de palabras. Pues bien, entre estas se incluyen multitud de adjetivos que podemos utilizar para aludir en todo momento al feeling de la prenda. No solo se trata de escribir con los sustantivos adecuados, también es fundamental despertar las sensaciones que tendría el cliente al estar frente a la prenda.

¿Qué obtenemos con una buena descripción de producto?

Siguiendo estos puntos, conseguirás que tu público objetivo se forme una idea más concreta de la prenda. Y no solo eso, teniendo esta información, tu cliente podrá realizar elecciones de compra más conscientes. Por tanto, habrá menos decepciones, lo cual se traduce en menos devoluciones, menos comentarios negativos en web o RRSS, etc. Por otro lado, también dice mucho a favor de una marca que su sitio online cuente con fichas de producto tan completas y se muestre abierta con la información que proporciona a su audiencia.

¿Qué piensas? ¿Como consumidor, prestas atención a las fichas de producto? Y como vendedor, ¿pones suficiente énfasis en ellas?

iTrend.