Brand Lovers, los influencers que buscan las marcas

Se acaba de celebrar San Valentín y nos preguntamos: ¿qué se siente al encontrar el amor verdadero? Las mariposas en el estómago suele ser la metáfora más utilizada para describir esa sensación que te provoca haber descubierto aquello que es perfecto, al menos para ti. ¿Será lo que siente los Brand Lovers? ¿No sabes lo que son? Te lo explicamos. 

Todos conocemos a qué se refiere esta expresión “mariposas en el estómago”. Sin embargo, no es ese tipo de amor del que queremos hablar; hoy queremos hablar del amor por las marcas. Y es que, aunque pueda sonar un poco frívolo, seguro que tú también alguna vez has encargado dos meses antes un videojuego, has hecho cola para acudir el primero al estreno de una película o incluso has estado ahorrando para comprarte algo especial.

Este amor por lo material está perfectamente representado por la figura protagonista de este artículo: los Brand Lovers. Es decir, personas anónimas, o influencers, cuya publicidad de un producto no se debe a un contrato económico, sino a una opinión real acerca de lo que muestran en sus redes.

Un Brand Lover puede ser, efectivamente, un influencer; pero también puede ser simplemente un cliente súper satisfecho que declara públicamente su amor y, por tanto, su recomendación por firmas que verdaderamente utiliza y que considera especiales en su vida.

Es por este motivo que se podría decir que los Brand Lovers son el embajador perfecto pues, según Inbouncecycle, realmente sienten amor por la marca al estar vinculados de forma emocional a ella. Y, precisamente por este motivo, son para las marcas mucho mejor que los influencers, pues al no ser ellos los protagonistas de las publicaciones, sino los productos que realmente encuentran valiosos, cuando un usuario empieza a seguir a un Brand Lover, sabe que no son los factores económicos los que le están haciendo pronunciar esas palabras.

Una declaración de amor y fidelidad es lo que nos ofrecen y ofrecen a sus seguidores estos comunicadores en una época en la que el mero contenido ya no es suficiente y hay que apostar por una relación en la que, además de atracción, se ofrezca fidelización al cliente. Hay que enamorar de forma permanente para no solo conseguir compradores ocasionales, sino consumidores fieles que amen nuestro producto; es decir, consumidores que se conviertan en brand lovers. 

Y es aquí donde este tipo de embajadores pueden resultar más efectivos que los influencers normales al ofrecer a la marca un mayor engagement con sus seguidores y un target más definido que pueda interesar más a la marca. Por estos motivos, las empresas que estén interesadas en este tipo de representantes deben fomentar este sentimiento. Por ello (y no es que lo digamos nosotras, es que también lo puedes leer aquí), estos son los consejos a seguir para que poder convertir a tus fans en verdaderos brand lovers.

Esencial: cuida de tus clientes

No es ningún secreto pero, por si acaso, lo repetimos: el trato y la atención son fundamentales a la hora de fidelizar a tus clientes. Los procesos de compra, de envío, de devolución, de reparación, etc,… en todos ellos debe ser una prioridad que tus clientes sientan que están siendo bien tratados y sus peticiones son tenidas en cuenta.

Emocionar como punto clave

Ten por seguro que si tu contenido consigue emocionar a tus clientes, es mucho más probable que estos se queden con una buena imagen de tu empresa. De hecho,  son precisamente estos contenidos los que fidelizan a tu clientela. Por ello, las estrategias de comunicación interactivas, donde la marca se acerca de forma personal al cliente resultan más efectivas.

Sorprende y fomenta el “compartir”

La segmentación de los mercados por edad y género está empezando a quedarse obsoleta. Las aficiones, por ejemplo, son una buena forma de analizar el mercado. Busca qué y cómo prefieren tus consumidores que te comuniques con ellos y hazlo interesante; si tus contenidos llaman su atención, será mucho más fácil que tus clientes no solo quieran comprar el producto sino, además, recomendarlo.

Por hablar bien sobre nuestro producto sin tener que haber firmado un contrato, por compartir nuestras publicaciones en redes sociales sin recibir -en un principio, al menos- nada a cambio, por recomendar los productos en foros y otros medios y, sobre todo, por defender la marca a capa y espada, los Brand Lovers son el influencer, no solo perfecto, sino también el más eficiente. Pero eso sí, son también los más exigentes, pues si no les ofreces novedades que adorar o una relación transparente y sincera, buscarán otra firma que sí lo haga y tu pérdida será su ganancia; así que ojito.

iTrend

Foto de portada: María Timor.