Agendas para elevar tu productividad: ¿cuál es mejor?

Empezamos un nuevo año con muchas ganas de plantarle cara a ‘todo lo malo’ que está ocurriendo. Llamémosle malo, llamémosle raro, inaudito, insospechado o imprevisible, el caso es que no nos lo veíamos venir. Los últimos acontecimientos están poniendo patas arriba nuestra vida y, probablemente, nuestro negocio. Pero tú no te rindes. El 31 de diciembre juraste que éste iba a ser tu año, el año en el que ibas a ser una emprendedora organizada, ordenada y productiva y te pediste una agenda para Reyes. Tu entorno estaba tan convencido con tu mensaje que te llegaron varias y ahora tienes una To-Do list, una agenda escolar, una agenda mensual, una agenda semanal, una agenda diaria, un bullet journal y un cuaderno de notas. Y en lugar de ‘salvarte’ te ha supuesto una nueva disyuntiva: ¿cuál es mejor? Te ayudo a resolver este intríngulis que, por lo menos, te tiene distraída de cualquier otra inclemencia que se aproxime.

Agendas para ser más productiva

Antes de nada déjame remarcar que es muy importante a la hora de querer potenciar tu productividad, tener todo bien organizado y que tus tareas además estén a la vista. De esta forma podrás tener todo claro, poner el foco y evitar olvidos y despistes. Por eso defiendo a ultranza el uso de una agenda o un método de organización visual, el que más te convenga.

En cuanto a planificadores (es decir, hojas sueltas) o agenda, eso ya depende de tu comodidad y de si vas a tener que estar desplazándote con ello. En este caso, es mejor una agenda para no perder los papeles (nunca mejor dicho :P) pero si te es suficiente con tenerlo en tu mesa de trabajo, quizás las hojas sean más prácticas.

  • Planificador/agenda semanal

Una hoja, que puedes tener colgada en tu pared o encima de tu escritorio, en la que irás planificando tus tareas por semana. En este planificador incluirás además los bloques de tiempo que asignarás cada día a tus tareas y las citas que tengas, ya sean reuniones de trabajo, médicos, comidas o eventos. Recuerda que cuanto más vacíes tu mente y más dejes por escrito y al alcance de tu vista, más posibilidades de evitar olvidos y de alcanzar objetivos. 

  • To Do List / Agenda con vista diaria

Una forma de no distraerte con todo lo que tienes por delante esa semana y centrarte en lo que vas a trabajar de forma diaria. Puedes usar un cuaderno tipo To-Do list en el que vayas apuntando las tareas y las vayas tachando según las cumplas, o también puedes hacerlo con una agenda anual en la que la vista sea diaria, por lo que te centrarás en esa hoja cada día. 

  • Planificador/agenda mensual

Igual que te comentaba para la organización semanal, la organización mensual es importante. Puedes colocar una hoja en tu escritorio y así poder ver los eventos importantes que tienes que cumplir cada mes. En este calendario no te aconsejo que apuntes tareas diarias. Está pensado para tener un golpe de vista de la organización mensual de tus objetivos. También puedes tener notas sobre esos objetivos que te hayas planteado para así poder organizar las acciones con el fin de alcanzarlos. Te dejo este descargable que cumple con estos requisitos y estoy segura de que te va a venir genial para este momento.

  • Cuaderno de notas

Complementario a todo lo anterior, un cuaderno en el que puedas tomar notas en una reunión, en una formación o volcar ideas que te surjan mientras estás trabajando es más que recomendable para mejorar tu productividad. Como te comentaba antes, la necesidad de vaciar tu mente es tan importante en nuestros tiempos que si no tienes un lugar donde dejar determinadas cosas escritas, y que luego te sea fácil volver a ellas, perderás mucha información y muchas buenas ideas que ‘dejes para después’ y ese después no llegue por falta de tiempo o por que se te olvida esa idea.

Lo bonito o sencillo que quieras tenerlo, ya depende de tu gusto.

💡 PRO TIP: Si necesitas una agenda pero no la usas mucho, prueba con una agenda que no tenga los días marcados, es decir, una agenda que puedas usar como un híbrido de una to-do list, un cuaderno, una agenda semanal. Mientras tanto, te dejo un regalo: unos organizadores de mesa, descargables para que los imprimas y empieces a organizarte con mucho estilo.

Luli Borroni

iTrend