Anglicismos, ¿innovación o empobrecimiento de la lengua?

La tendencia de usar anglicismos para prácticamente todo es un ejercicio tan habitual que en ocasiones provoca que hasta se nos olvide que lo son.

Nos suenan mejor, hacen parecer todo más moderno y, en la mayoría de los casos, incluso nos resultan más cómodos de decir y recordar. Pero, ¿son realmente positivos?

El eterno debate lo encontramos aquí: buscar equivalentes en nuestro idioma a todas las palabras extranjeras del inglés, o no renunciar a algo que nos parece innovador, aunque muchos lo acusen de un sentimiento de inferioridad.

A veces, los anglicismos se popularizan por cuestiones de moda y tendencia. Esto es algo que cambia tan rápido que hace que a muchas personas no les de tiempo a asociarlos con su correcto significado, pero mucho menos a pensar cuál sería su traducción correcta al español. La velocidad con que todo va y viene a través de los medios y los deseos de estos por atraer a gente joven, hacen que se masifiquen este tipo de prácticas.

La realidad nos muestra cómo palabras tomadas del inglés se sumergen con fuerza en nuestro vocabulario, especialmente en asuntos de negocios, moda y tecnología, por no hablar de los que lideran el mundo de la comunicación y del marketing: ‘branding’, ‘briefing’, ‘focus group’, ‘landing page’, ‘mailing’, ‘target’…

Pero también hay decenas de anglicismos comunes como ‘selfie’, ‘celebrities’, ‘smartphone’, ‘blogger’, ‘gym’ o ‘influencer’, que ya forman parte intrínseca de nuestro día a día. Además, son muchas las campañas publicitarias y las marcas que apuestan por el inglés, buscando las expresiones más acertadas para conectar mejor con la gente y calar mejor su mensaje.

En Latinoamérica, debido a su cercanía geográfica, el fenómeno de los anglicismos ha impactado incluso más fuerte, haciendo de ellos una herramienta completamente normalizada en sus conversaciones.

Usamos muchas de estas palabras sin ser necesarias del todo, algo que deja paso a una reflexión abierta entre si suponen la evolución de una lengua o el empobrecimiento de la misma.

iTrend