¿Traducción o adaptación? 4 claves para un contenido perfecto

Cuando nos encontramos ante la oportunidad de llevar nuestro negocio online a un mercado extranjero, debemos saber que no se va a tratar de un simple esfuerzo de traducción al idioma correspondiente.

Son varios los factores a tener en cuenta los que, conjuntamente, garantizan una buena adaptación. Alcanzar un nuevo público implica de conocimientos sobre:

1. EL IDIOMA

El contenido es lo más importante. Por eso, las traducciones automáticas y literales son el gran enemigo de estas adaptaciones. En primer lugar, porque no sustituyen el conocimiento de una persona real. Pero un nativo del idioma a traducir no siempre es suficiente. Se necesita a una persona que maneje la lengua, y que a su vez esté actualizada, controle el vocabulario y sepa cuáles son los términos en desuso. Esa persona también debe adaptarse al target al que se dirige y tener en cuenta el tono y las peculiaridades de cada palabra.

2. LA CULTURA

En la mayoría de los casos, un nuevo país significa una nueva cultura. Es por ello que resulta esencial conocer las aspiraciones de ese mercado, cómo se comportan los usuarios, qué es lo que valoran, lo que más les interesa, dónde están sus líneas infranqueables, etc. Las personas de diferentes culturas, por lo general, presentan diferentes formas de pensar, hablar y buscar. Para eso, hay que conocer su realidad y sus costumbres en un sentido amplio.

3. SEO

Tratándose de un contenido online, el SEO es algo a lo que no se puede renunciar. Cada vez son más las empresas (por no decir que resultaría impensable no hacerlo) que se preocupan por su presencia en la red. Adaptarse a un nuevo mercado requiere de un experto en SEO que conozca las fórmulas necesarias para posicionar la página, formular criterios rentables de búsqueda, aumentar el tráfico de la web, establecer estrategias de marketing online… Esto consigue que el portal se vuelva atractivo para los usuarios, reportando así beneficios para la empresa.

4. ESPECIALIZACIÓN

Por si todo lo anterior no bastara, una buena adaptación también requiere de conocimientos específicos de dicho mercado. Si por ejemplo hablamos de moda, de nada nos sirve una persona que hable muy bien el idioma pero que no sepa de palabras más técnicas dentro de esa jerga profesional. Necesitamos a alguien que sepa las novedades del sector, pendiente de las tendencias y conocedor de cómo se trabaja en ese mercado, de tal forma que se garantice la calidad y profesionalidad del servicio.

iTrend